«Como denuncies, mato a tu padre»

Un hombre condenado en Almería por agredir a su pareja y amenazarla si acudía ante la Justicia

ALMERÍAActualizado:

El Juzgado de lo Penal número 1 de Almería ha condenado a un hombre que agredió y amenazó a su pareja, a la que en un mismo día golpeó en la espalda con una maceta, le puso un cuchillo jamonero en la muñeca, y finalmente la arrastró por el suelo mientras la cogía por el cuero cabelludo.

La sentencia, consultada por Efe, recoge que el acusado, F.P.C.L., estuvo unido sentimentalmente a la víctima, si bien la relación entre la pareja se fue «deteriorando».

De esta forma, sobre las 06:30 horas del 21 de mayo del 2014, el hombre se acercó al domicilio de la mujer en El Ejido (Almería).

Una vez allí, la abordó por la espalda de «manera sorpresiva» cuando ésta se encontraba en el rellano, tras lo cual le tapó la boca y la metió en el interior de la vivienda de un empujón para «doblegar su voluntad».

Ya dentro de la casa, F.P.C.L. condujo a la víctima hasta el dormitorio y le arrojó una maceta en la espalda mientras le profería distintos insultos.

Instantes más tarde, el hombre se dirigió a la cocina, cogió un cuchillo jamonero y se lo puso a la mujer en la muñeca izquierda a la vez que le decía de «manera intimidante»: «Como chilles, te mato».

Lo ocurrido generó en la agredida un «desasosiego y angustia» que hicieron que temiese por su integridad física «ante el propósito del acusado».

Posteriormente, sobre las 10:00 horas del mismo día, cuando la mujer recogía sus enseres en compañía de otra persona, el acusado volvió a sorprenderla en el ascensor.

«Con ánimo de menoscabar su integridad física», le tapó la boca, la agarró fuertemente del pelo y la arrastró por el suelo hasta el tercer piso.

En ese momento apareció la persona que ayudaba a recoger a la víctima, la cual intercedió para que F.P.C.L. dejara de agredirla, dándose el procesado a la huida.

Sin embargo, esa misma mañana el procesado envió un mensaje de WhatsApp a la víctima, a la que, «con ánimo de atemorizarla» le decía: «Como me denuncies, mato a tu padre».

En dicho mensaje, P.C.L. exigía también dinero a cambio de no matar al progenitor de la mujer, a la que acusaba de haberle sido infiel y le advertía a su vez que iban a «palicear» a su madre.

Por estos hechos, F.P.C.L. ha sido condenado por dos delitos de malos tratos y otros dos delitos de amenazas a 60 días de trabajos en beneficio de la comunidad, prohibiéndole el juez además aproximarse a menos de 200 metros a la víctima, a la que tendrá que indemnizar asimismo con 6.150 euros.