Ana Julia Quezada, con su hija
Ana Julia Quezada, con su hija - ABC
TRIBUNALES

Finalizan los testimonios del Caso Gabriel Cruz con la declaración de la hija de Ana Julia Quezada

Se retira como acusación popular la Asociación Andaluza de Estudios Penales, tras calificar la madre del menor como «una situación invasiva»

AlmeríaActualizado:

Con la declaración de la hija de Ana Julia Quezada, autora confesa de la muerte del menor Gabriel Cruz, el hermano del padre del menor, el portavoz de la familia y una cuarta persona del entorno familiar, se dan por finalizadas las testificales del caso. Tanto los abogados de la defensa como de la acusación señalan que «a la espera del informe final de autopsia», el final de la instrucción está cerca.

La abogada de la defensa, Beatriz Gámez, no ha querido dar más detalles sobre la declaración de la hija de Quezada, de 24 años y residente en Burgos, así como del resto de testigos. «Han respondido a las preguntas del Juez y la fiscal sobre aquello sobre lo que tenían conocimiento», ha indicado.

Francisco Torres, abogado de los padres de Gabriel, que ejerce como acusación particular, ha manifestado que «se podría ir un poco más rápido para mitigar el dolor diario y palpable de Patricia y Ángel». Cuando acabe el juicio, «podrían respirar un poquito más». El letrado ha añadido que «no habría ninguna nueva testifical», por lo que confían en que se levante el secreto pronto ya que «la instrucción está prácticamente cerrada».

«Hace un mes que deberíamos estar ya camino del jurado y el tiempo no nos ayuda en nada a que puedan salir de esta situación Ángel y Patricia. Una vez que se levante el secreto de sumario, ya hay que ir con más prisa», ha afirmado Torres.

Retirada de acusación particular

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha confirmado hoy la retirada como acusación popular de la Asociación Andaluza de Estudios Penales. Una acción que llega tras el vídeo difundido por la madre del menor donde calificaba la situación «como invasiva», tras conocer que dos asociaciones se habían personado como partes en la causa penal. «Si hubieran pretendido ayudarnos, la vía esperable hubiese sido comunicarse con nosotros y con nuestro abogado antes de solicitar su entrada en el procedimiento», expresó Patricia Ramírez.

«No tenía ningún sentido que vinieran habiendo una Fiscalía. No hay indefensión de la víctima y no entendemos los motivos por los que se personaron», ha dicho Torres. En este sentido, el abogado de los padres de Gabriel ha invitado a la Asociación Clara Campoamor «a irse» porque «Patricia y Ángel no lo han pedido expresamente», además de calificar como «un completo despropósito su personación».