Fernández-Pacheco muestra a Gómez-Pomar el trayecto de vías que divide la ciudad
Fernández-Pacheco muestra a Gómez-Pomar el trayecto de vías que divide la ciudad - ABC
INFRAESTRUCTURAS

Más de 272,8 millones de euros para «convertir en realidad el sueño del soterramiento» en Almería

Almería Alta Velocidad plantea un plan de negocio para financiar las actuaciones que permitirán «acabar con la división de la ciudad»

ALMERÍAActualizado:

«Ya no es un sueño, ni una promesa, es una realidad con plazos que los almerienses empezaremos a disfrutar dentro de muy poquito», ha señalado el alcalde de Almería, Ramón Fernández-Pacheco. Una valoración emitida tras la reunión mantenida con el secretario general de Infraestructuras del Ministerio de fomento, Julio Gómez-Pomar. La sociedad Almería Alta Velocidad se planteará un plan de negocio para financiar las actuaciones que, por fases, conllevarán el soterramiento de las vías del tren en la capital y que supondrá una inversión de 272,83 millones de euros.

Gómez-Pomar ha señalado que tras los acuerdos y mediante una adenda se encargará a Adif que licite y obtenga el anteproyecto, el proyecto básico y el proyecto constructivo de las distintas fases. Así, se podrá «afinar» en las cifras y decidir los compromisos financieros de cada administración y el calendario de actuación. Los costes de este trabajo de integración ferroviaria conllevarán un desembolso de 236,5 millones de euros, mientras que el importe restante se prevé para actuaciones urbanísticas y gastos administrativos.

La actuación para terminar con la división de la ciudad se iniciará con la supresión del paso a nivel de el Puche, cuyas obras ya han sido adjudicadas. Los trabajos comenzarán este mes de junio y supondrán la interrupción del tráfico ferroviario en Almería, teniendo como punto de origen y destino la estación Huércal-Viator. Se dotará de lanzaderas para cubrir el tramo de 6,5 kilómetros entre este apeadero y la capital.

La segunda fase del soterramiento abarcará desde El Puche hasta la Avenida del Mediterráneo. Circularán tanto trenes de pasajeros como de mercancías, a través de un ramal subterráneo que conecte con el puerto y en superficie hasta la estación. La última fase, desde la Avenida del Mediterráneo hasta la Estación Intermodal, se someterá a renovación para acoger la Alta Velocidad de bajo nivel, ampliar la zona de autobuses y contar con un aparcamiento subterráneo.