Imagen del exterior de los juzgados
Imagen del exterior de los juzgados - CARLOS BARBA
TRIBUNALES

Prisión para el funcionario del «caso cheques»

El tribunal considera probado que este trabajador de la Delegación de Medio Ambiente se apropió de 240.000 euros de dinero público

ALMERÍAActualizado:

El tribunal del jurado le declaró culpable el pasado 7 de febrero y restaba conocer la sentencia que le imponía la Audiencia Provincial de Almería. El funcionario de la Delegación de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía procesado por apropiarse de 239.638,20 euros de dinero público ha sido condenado a cinco años y tres meses de prisión. Este empleado público sustrajo el citado montante entre los años 2009 y 2012 de una cuenta bancaria de la que era titular la administración autonómica mediante la presentación de 88 cheques al portador en una oficina del BBVA.

Además de la cárcel, el juez también le impone a M. G. L. nueve años de inhabilitación especial y le obliga a indemnizar al Gobierno andaluz con 239.638,20 euros. Además, el magistrado extiende su condena a la entidad bancaria donde realizó los reintegros de forma fraudulenta el acusado y le considera responsable civil subsidiaria de hasta 105.338,20 euros, ya que los cheques por esa cuantía se cobraron cuando ya no era autorizado en la cuenta.

Los integrantes del jurado popular por unanimidad consideraron a M. G. L. autor de delitos continuados de malversación de caudales públicos y falsedad en documento mercantil, y acordó por unanimidad negar al acusado la posibilidad de remisión de penas o de petición de indulto. Desestimó que concurriesen las circunstancias atenuantes de dilaciones indebidas y colaboración con la justicia interesadas por la defensa.

El jurado popular consideró principal prueba de cargo contra el funcionario en el delito de malversación las testificales en sala del empleado de caja y del interventor de la sucursal bancaria donde se produjeron los cobros, quienes lo señalaron «como la única persona que cobró los cheques», y el informe patrimonial sobre el acusado elaborado por la Policía Nacional que recogía «coincidencias temporales entre los reintegros y frecuentes ingresos en pequeñas cantidades en sus cuentas personales».