Vista exterior de la Ciudad de la Justicia de Almería
Vista exterior de la Ciudad de la Justicia de Almería - EFE
TRIBUNALES

Tensión en el juicio por los tres jóvenes calcinados en una cueva de Almería

Los abogados de los cinco menores acusados han intentado sin éxito alcanzar un acuerdo con la Fiscalía

ALMERÍAActualizado:

A puerta cerrada y con un ambiente bastante tenso por la presencia de miembros de las diferentes familias ha arrancado este martes en la Ciudad de la Justicia de Almería el juicio contar los cinco menores involucrados en la muerte de dos chicas de 12 y 15 años y de un joven de 21. Las víctimas se encontraban en la tarde del pasado 3 de abril en el interior de una cueva situada en el paraje de La Molineta, donde solían reunirse para hablar de sus cosas y hacer botellón, cuando desde el exterior les taponaron la salida con un colchón y muebles viejos y les prendieron fuego. Según el informe forense, fallecieron como consecuencia de las llamas y por asfixia derivada de «inhalación de humo, con carbonización cadavérica».

Los abogados de la defensa han intentado sin éxito alcanzar un acuerdo in extremis para evitar la vista oral. La Fiscalía no ha aceptado la rebaja de penas solicitada para los dos principales acusados. Por tanto se mantiene la calificación inicial del Ministerio Público, que interesa ocho años de internamiento en régimen cerrado y otros cinco de libertad vigilada para el menor de 16 años acusado de provocar el fuego. Al parecer, prendió los muebles tras mantener con el mayor de los fallecidos una discusión por temas económicos.

Para el otro principal acusado, un adolescente de 17 años, el fiscal de menores solicita cinco años de internamiento terapéutico en régimen cerrado y otros cinco años de libertad vigilada, al considerar que su participación en los hechos se circunscribió a «apoyar una puerta vieja de madera sobre el acceso de salida» de la gruta y «precintarla con cinta adhesiva». A ambos les atribuye la presunta comisión de un delito de incendio y otros tres delitos de homicidio.

Como advierte el escrito de alegaciones, mientras que el menor de 16 años permaneció «tranquilo y quieto» cuando se desató una «gran bola de fuego» que «empezó a dificultar la salida de la cueva», el segundo de los encausados «reaccionó llamando» al único superviviente del incendio e «intentó apagar el fuego» mientras «era recriminado» y apedreado por el primero.

Por su parte, para el hermano del principal acusado el fiscal pide 24 meses de internamiento en régimen semiabierto y cuatro de libertad vigilada y para los otros dos menores 24 meses de libertad vigilada con seguimiento escolar. Los tres están considerados como presuntos autores de un delito de omisión del deber de impedir delitos.

Además de las penas privativas de libertad, la Fiscalía interesa que los dos principales acusados indemnicen de forma conjunta y solidaria con 200.000 euros tanto los padres del joven de 21 años como a los de la adolescente de 15, así como con 25.000 euros a cada uno de sus hermanos, y con 250.000 euros a los progenitores de la chica de 12 años.