Alcalde y consejero, ante el proyecto de la variante de Roquetas de Mar / ABC
Alcalde y consejero, ante el proyecto de la variante de Roquetas de Mar / ABC
INFRAESTRUCTURAS

La variante de Roquetas hasta el centro comercial, para el verano

El consejero de Fomento asiste a la reactivación de las obras de esta carretera de 7,4 kilómetros que cuenta con 43 millones de presupuesto

ALMERÍAActualizado:

La Consejería de Fomento y Vivienda ha reactivado las obras para la construcción de la variante de Roquetas de Mar, infraestructura incluida en los «Nuevos accesos a Roquetas de Mar y Vícar», cuyos dos primeros tramos -de 2,3 kilómetros y una inversión de 15,2 millones de euros- se abrieron al tráfico en 2006, lo que permitió conectar Vícar con la Autovía del Mediterráneo (A-7). Ahora se reinician los trabajos de la última fase, correspondiente a la variante de Roquetas, de 7,4 kilómetros y unos 43 millones de euros de presupuesto, obras que este lunes ha visitado el consejero, Felipe López, quien ha garantizado para el verano la puesta en servicio de esta vía hasta el centro comercial Gran Plaza.

Esta infraestructura, que dará servicio a las personas que se dirigen a los polígonos industriales, centros comerciales y hoteleros, lugares de trabajo agrícola y otros municipios del poniente, canalizará el intenso tráfico del poniente almeriense y evitará el paso por el centro urbano roquetero, dando fluidez al tráfico, por lo que  «figura como una de las obras prioritarias para la Junta», ha destacado el mandatario autonómico. López ha aludido al «gran impacto social y económico que tendrá la variante para la zona, especialmente el sector turístico al facilitar el acceso a las playas del poniente en la época estival».

La variante se encuentra a un 57% de su nivel ejecución hasta la glorieta final próxima a la costa. Este último tramo discurre por una zona de alta producción agrícola y requiere de múltiples expropiaciones, que no todas se han llevado a cabo a fecha de hoy. Para resolver esta cuestión y tras el acuerdo alcanzando con el Ayuntamiento de Roquetas, el Consejo de Gobierno aprobó el 2 de febrero un decreto por el que la Junta de Andalucía delega en el Consistorio su competencia expropiatoria en relación con los terrenos necesarios para las obras de la variante. Con la delegación competencial, el Ayuntamiento asume los costes derivados de la expropiación y la Junta se encarga de la ejecución del proyecto.

La nueva infraestructura rodea la localidad de Roquetas por el Oeste y canaliza el tráfico de medio recorrido a la costa y lugares de trabajo, que puede alcanzar una intensidad media de 18.500 vehículos al día. Roquetas tiene una población de 90.000 habitantes, que puede triplicarse en los meses de verano. Tendrá dos calzadas, con tres carriles de 3,5 metros de ancho para cada sentido, separados por una mediana de 6 metros. Cabe destacar la construcción de 14 estructuras sobre ramblas y viales secundarios, así como 1.200 metros de muros de contención.