festival

Alrumbo: basuras en playas, cortes de agua y cierre de hipermercados

A tan sólo unas horas de que finalice el festival comienzan a apreciarse las consecuencias en las playas de Chipiona

Restos de basuras en los parques de Costa Ballena - abc
Jóvenes durmiendo junto a montones de basuras en las playas de Costa Ballena - abc
Basura apilada en los accesos a la playa en Costa Ballena (Chipiona) - abc
Restos de basuras en los jardines de Costa Ballena - abc

Esta noche finaliza el festival Alrumbo 2015, que dejaba el pasado jueves a los vecinos de las urbanizaciones próximas al macroconcierto sin suministro de agua. Un fin de semana, en el que las consecuencias de esta macrocelebración comienzan a evidenciarse en las playas, jardines y parques de la zona. Desde que el pasado jueves, varias comunidades de vecinos denunciaran cortes en los suministros de agua e incidencias por el exceso de aforo, la localidad va recuperando la normalidad desde que Aqualia, empresa gestora del Servicio Municipal de Aguas de Chipiona (Cádiz), informara de que el pasado jueves se empezara a recuperar el normal abastecimiento de agua en la zona de Costa Ballena, que se había visto afectada, primero con grandes bajadas de presión y, finalmente, con la interrupción del suministro debido a «la gran demanda de agua que ha habido en Alrumbo Festival».

La empresa gestora, confirmaba como causa de la incidencia la demanda de agua del festival, que veía sobrepasadas sus previsiones de asistencia de público con miles de personas y, por tanto, de necesidad de suministro.

Ante esta situación, tanto la organización del festival como Aqualia, restringían el horario y uso de las duchas y, por parte del Servicio Municipal de Aguas, realizando los cambios necesarios en las redes y válvulas, para poder aportar mayor cantidad de agua a la zona, de manera que los vecinos no se vieran damnificados.

Sin embargo, y pese a las medidas adoptadas, las consecuencias de este macrofestival se han hecho evidentes durante todo el fin de semana. Playas rebosantes de basuras, deterioro de jardines y parques, cierre de hipermercados por exceso de público e incidencias en el tráfico son sólo algunas de las consecuencias de un festival que los vecinos denuncian, «se ha excedido en aforo» superando en 100.000 personas la afluencia limitada.

Toda la actualidad en portada

comentarios