Policía vigila las aguas del Estrecho de Gibraltar
Policía vigila las aguas del Estrecho de Gibraltar - SERGIO RODRÍGUEZ
CAMPO DE GIBRALTAR

Interior reclama medidas socio-económicas a la Junta para luchar contra el narcotráfico

Susana Díaz pide más efectivos en el Campo de Gibraltar, pese al descenso de los índices de criminalidad en lo que va de 2018 y al refuerzo de efectivos

MARBELLAActualizado:

El ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, pidió este lunes desde Marbella (Málaga), donde presentó un plan para mejorar las instalaciones de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en la ciudad, medidas socio-económicas contra el narcotráfico en la comarca vecina del Campo de Gibraltar (Cádiz). «No se pueden permitir tasas tan elevadas de paro, y tampoco de abandono escolar, como las que existen en estos municipios», apuntó el titular de Interior, que exige a la Junta de Andalucía que cumpla con la parte a la que se comprometió en la lucha contra los narcos el pasado marzo en una reunión entre ambas administraciones en Sevilla.

Interior asegura que las deficiencias sociales de la zona son algo «aceptado y conocido» por las administraciones, que están llamadas a remar juntas para eliminar el apoyo popular que tiene el tráfico de drogas en esta parte de Andalucía. El pasado mes de marzo, el Ministerio de Interior y la Junta de Andalucía acordaron un «plan transversal contra el narcotráfico». Zoido desveló que se volverá a reunir con el Gobierno andaluz para seguir profundizando en la colaboración entre Estado y Andalucía. Unión de fuerzas que pasa por el cumplimiento de lo pactado.

Zoido: «Hay más Policía y Guardia Civil, más incautación de droga y más detenidos»

Lo primero era otorgar seguridad a la zona. El ministro resaltó los datos de Algeciras, principal ciudad de la comarca, donde nueve guardias civiles fueron agredidos el pasado sábado por un grupo de personas. El titular de Interior, que desvinculó este hecho del tráfico de drogas, explicó que la ciudad gaditana tiene en lo que va de 2018 un 3,5 por ciento menos de delitos penales y un 6 por ciento menos de delitos graves, como los «tumultos» del pasado fin de semana. «Hay más Policía, más Guardia Civil, hay más incautación de droga, más detenidos, más vehículos intervenidos y más narcolanchas retenidas», aseguró el ministro, como esbozo del cumplimiento de su parte del pacto «antidroga».

Precisamente, a raíz de este suceso en Algeciras, la presidenta de la Junta de Andalucía ha vuelto a pedir más efectivos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para el Campo de Gibraltar, que ya recibió el pasado 12 de marzo 80 agentes de refuerzo del Grupo de Acción Rápida (GAR) de la Guardia Civil y de la Unidad de Intervención de la Policía Nacional (UIP). Sin embargo, Susana Díaz insiste en que «faltan efectivos». «Hay una realidad, faltan efectivos y faltan allí, al igual que faltan policías nacionales en el conjunto del territorio», aseveró la presidenta andaluza.

Sin embargo, el ministro aseguró que los índices de criminalidad en Andalucía han descendido un 5,7 por ciento en los tres primeros meses del año, algo que «no es un consuelo». En este sentido, como «no hay que ser conformistas», Zoido recalcó que la situación en la comarca gaditana «no puede resolverse solamente con medidas policiales». «La actuación policial es importante, pero la zona necesita otro tipo de medidas sociales y económicas que mejoren las condiciones de vida en el Campo de Gibraltar», remarcó el ministro.

Zoido: «La zona necesita otro tipo de medidas sociales y económicas que mejoren las condiciones de vida»

Algunas de estas medidas son las que corresponde aplicar a la Junta de Andalucía. Susana Díaz, en aquella reunión de marzo, se comprometió a un aumento del personal de intervención en los barrios más conflictivos de los diferentes municipios del Campo de Gibraltar, como La Línea de la Concepción o Algeciras. También a un plan de formación ocupacional extraordinario para la comarca. Éste estaría dotado, según lo acordado en la reunión con el ministro, con 1,5 millones de euros para fomentar la cualificación de los trabajadores y los estudios en idiomas de acuerdo con las industrias que imperan en la zona.

Hace dos meses, la presidenta de la Junta de Andalucía anunció una inversión de 56,5 millones de euros en La Línea de la Concepción –la ciudad más golpeada por los contrabandistas–, al margen de los 68 millones de euros del nuevo hospital planteado por el Servicio Andaluz de Salud en la comarca. Parte de un pacto contra el narcotráfico que ahora el ministerio de Interior demanda para quitar a las mafias el apoyo popular –y la mano de obra– para seguir introduciendo droga en Europa a través del sur de España.