Los comisarios de Algeciras y La Línea, ante parte de la droga intervenida.
Los comisarios de Algeciras y La Línea, ante parte de la droga intervenida. - S. FERNÁNDEZ
SUCESOS

Intervenidas 10 toneladas de hachís en dos operaciones contra el narcotráfico en el Campo de Gibraltar

Cuatro individuos atrincherados en una vivienda reciben a tiros a la Policía en Algeciras. En La Línea son localizadas

6 toneladas en una ‘guardería’ oculta en un zulo bajo una ducha al que se accedía por un sofisticado sistema hidráulico

LA LÍNEAActualizado:

El Cuerpo Nacional de Policía ha asestado un nuevo golpe al narcotráfilco en el Campo de Gibraltar. Lo ha hecho en dos operaciones desarrolladas este miércoles en Algeciras y La Línea en las que se han intervenido cerca de 10 toneladas de hachís y se ha detenido a cinco personas.

En Algeciras, los hechos ocurrieron sobre las diez de la noche cuando dos radio-patrullas del Cuerpo Nacional de Policía operaban por la zona rural de Botafuegos, un lugar habitualmente usado por los narcotraficantes para ocultar droga.

Según ha explicado el jefe de la comisaría de Algeciras, Luis Esteban, los cuatro agentes comenzaron a patrullar a pie y recibieron seis disparos del interior de una vivienda. Algunos de los disparos inpactaron en el suelo, a escasos centímetros de los policías.

Los agentes soliticitaron entonces refuerzos y se estableció un amplio dispositivo policial, integrado por unos 35 agentes, junto a la vivienda donde estaban atrincherados los agresores. «Establecimos un cerco y en ese momento hubo más disparos, otros seis o siete impactos, con una intención claramente homicida», ha indicado.

La operación ha requerido un negociador

Un negociador policial trató de establecer conversación con ellos pero no logró obtener respuesta debido a que querían que la Policía creyera que habían huido. Tras continuar intentándolo, el negociador logró entablar conversación con los atrincherados y, tras dos horas de negociación, depusieron su actitud y se entregaron.

Una vez entraron en la vivienda, la Policía encontró dos pistolas y dos escopetas, todas con munición, dos chalecos antibalas y más de 100 fardos de hachís cuyo peso puede arrojar las tres toneladas según el comisario de Algeciras, ya que la droga aún no ha sido pesada.

Los detenidos, cuatro varones jóvenes, tres de nacionalidad española y uno marroquí, argumentaron una vez detenidos que pensaban que los agentes eran delincuentesdisfrazados de policías que intentaban robarles. «Esa excusa les vale para el primer tiroteo, para el segundo no porque había un despliegue policial masivo con acústicos y luminosos, por lo que la intención es claramente homicida. Afortunadamente no ha habido heridos”, ha añadido.

Un zulo bajo una ducha

En cuanto a la operación realizada en La Línea, han sido intervenidas más de seis toneladas de hachís y hay un detenido. Según ha explicado el jefe de la comisaría de La Línea, Francisco López, la intervención se produjo sobre las seis de la tarde de este miércoles después de que los agentes vieran a un individuo que emprendió la huida al percatarse de la presencia policial y se ocultó en un garaje.

Los agentes accedieron al inmueble y sorprendieron a varios jóvenes huyendo por el tejado pero lograron detener a uno. Tras inspeccionar el lugar, los policías localizaron un zulo situado bajo una ducha al que se accedía mediante un sofisticado sistema hidráulico con un mando de accionamiento. Una vez allí hallaron 172 fardos que contenían más de seis toneladas de hachís. También intervinieron una furgoneta con las placas dobladas y que figuraba como sustraída en Francia.

El comisario jefe de La Línea ha explicado que esta operación es el resultado de una investiación que se está desarrollando en este municipo sobre la construcción de zulos para el almacenaje de fardos de hachís tras su desembarco en las costas de la localidad gaditana. «Teníamos marcadas varias fincas y en una de las vigilancias detectamos la entrada en una de ellas de un vehículo de los utilizados para el transporte de droga».

Francisco López ha reconocido que la construcción del zulo es sofisticada y ha requerido de personal con conocimientos en la materia “porque no es un zulo al uso y su construcción ha requerido de especialistas”.

Ambas operaciones, que no tienen relación, continúan abiertas y no se descartan más detenciones.