Acceso al puerto de Tarifa, junto al que sucedieron los hechos
Acceso al puerto de Tarifa, junto al que sucedieron los hechos - ABC
SUCESOS

Un policía portuario de Tarifa evita una agresión sexual en manada a una joven sevillana

La chica estaba siendo atacada por siete hombres, que aún no han sido identificados. El agente se enfrentó a ellos y evitó que continuaran

TARIFAActualizado:

Un agente de la Policía Portuaria de Tarifa ha evitado la agresión sexual en manada a una joven sevillana que se encontraba en la localidad gaditana. Los hechos tuvieron lugar en la madrugada del viernes, según ha dado a conocer este lunes el sindicato policial SPPLB.

El agente se encontraba realizando funciones de protección en el acceso al control de acceso al Puerto de Tarifa cuando escuchó a una mujer gritando y pidiendo auxilio. Faltaban pocos minutos para las seis de la madrugada.

Dio aviso a la Policía Local al proceder los gritos del paseo de La Alameda, situado junto al recinto portuario, una zona de competencia de la Policía Local, aunque, ante la insistencia «de los gritos desesperados» de la mujer, el policía portuario se desplazó hasta la zona de donde procedían los alaridos.

Una vez allí vio a una joven rodeada por siete varones que presumiblemente estaba siendo sometida a tocamientos. A pesar de la inferioridad numérica, ya que aún no habían llegado los refuerzos policiales solicitados, el agente portuario no dudó en mediar entre los presuntos agresores y la víctima, huyendo éstos del lugar de los hechos y dejando a la joven en un estado de semiinconsciencia, por lo que tuvo que ser atendida por el agente sin que pudiese identificar a ninguno de los presuntos agresores.

La joven se encontraba en muy mal estado, aturdida y asegurando que no recordaba nada, ni siquiera dónde se encontraba. Cuando llegó la Policía Local fue trasladada al centro de salud de Tarifa para someterla a un reconocimiento médico.

El sindicato SPPBL desconoce si la víctima, a día de hoy, ha interpuesto denuncia por lo sucedido. Asimismo, reclama, «una vez más» y ante episodios como éste, la necesidad de dotar a los agentes de Policía Portuaria de las herramientas necesarias para su autodefensa y la de terceros.