Imagen del submario USS John Warner en la base naval de Gibraltar
Imagen del submario USS John Warner en la base naval de Gibraltar - ABC
ESTRECHO DE GIBRALTAR

El submarino nuclear americano «John Warner» abandona la base naval de Gibraltar tras ser reparado

Los ecologistas lamentan la continua presencia de estas «bombas flotantes" en el Estrecho y alertan del riesgo que supone su continua llegada al Peñón. El buque estadounidense está equipado con 12 instalaciones de misiles de crucero Tomahawauk

LA LÍNEAActualizado:

El submarino USS 'John Warner', que había recalado en la base militar de Gibraltar el pasado 25 de marzo,ha abandonado el Peñón en la madrugada de este jueves, según ha confirmado Verdemar-Ecologistas en Acción.

El USS 'John Warner' fue botado el 1 de agosto de 2015 en la Estación Naval de Norfolk, en el estado de Virginia, y está equipado con 12 instalaciones de misiles de crucero Tomahawk de alta precisión y con cuatro depósitos para torpedos pesados MK 48.

Verdemar-Ecologistas en Acción alertó hace sobre las reparaciones que estaban siendo realizadas en este propulsor nuclear pese a que recordó que el Gobierno gibraltareño dijo a la llegada del buque que se trataba úniamente de una estancia breve de avituallamiento.

La organización conservacionista volvió a alertar del riesgo que corre el Estrecho con la presencia y reparación de este tipo de buques de propulsión nuclear en Gibraltar.

«Desgraciadamente el puerto de Gibraltar sigue albergando y reparando estas bombas flotantes», se ha señalado desde Verdemar-Ecologistas, que recordó que el 20 de julio de 2016 atracaba el submarino británico HMS 'Ambusch' después de colisionar con un buque mercante, que también sufrió una avería en la vela y terminó su reparación en la base de Faslane (Escocia).

El Grupo Parlamentario Socialista preguntará al Gobierno sobre la llegada de este submarino y sobre la reparación que le ha sido efectuada en Gibraltar.