Putin no quiere más guerras
Conflicto en Ucrania

Putin no quiere más guerras

Actualizado:

Si no, no se entiende que un ejército como el de Pancho Villa –pero sin Pancho Villa– expulse del bastión de Salaviansk a los guerrilleros prorrusos, hasta ahora, al menos, apoyados, asesorados, armados y alimentados por Putin. Hace tan solo unos días, el supuesto líder rebelde, un tal Streikov, dijo que si Rusia no les apoyaba caerían en una o dos semanas. Dicho y hecho.

En el teatro de operaciones quedan cientos de muertos, millones dilapidados, ruina y odio, y permanece algo más lejos de allí la madre del cordero: los gasoductos.

Ha sido cansarse el nuevo zar de todas las Rusias y hasta Poroshenko se cree un poderoso líder. Hasta que aquel descanse... y la vuelva a liar.

PD. Hace unos días pregunté a alguien que se lo sabe todo, todo, sobre la industria, la geografía y la Defensa de España, si ahora, tras la crisis ucraniana, aprovecharíamos la oportunidad para ser claves en el tránsito del gas hacia Europa. Mi gozo en un pozo: «No. No nos hagamos ilusiones. En teoría sí podríamos, pero en la práctica seguimos sin peso en el escenario militar europeo, y menos aún en el escenario energético». O sea, que va a ser que tampoco.