Córdoba

Córdoba / Sanidad

El SAS ofrece a médicos cordobeses contratos al 25% de la jornada en Almería por 433 euros

Día 07/08/2014 - 09.52h

La Junta penaliza a los profesionales de la bolsa de trabajo que rechazan los puestos

abc
Un profesional sanitario atiende a una paciente en el pasillo de un recinto hospitalario

Los médicos no siempre se alegran cuando el Servicio Andaluz de Salud (SAS) les llama por teléfono para hacerles una oferta de trabajo... porque en algunos casos se trata de propuestas laborales poco menos que imposibles de aceptar. Si cubrir vacantes con cuentagotas constituye una práctica común de la Junta de Andalucía durante todo el año, es en los meses de julio y agosto cuando alcanza niveles próximos al surrealismo.

ABC ha tenido acceso a un informe del Sindicato Médico (Simec) que recoge varias ofertas llamativas que la Consejería de Salud ha trasladado a facultativos cordobeses y que se han quedado sin cubrir porque no había a quien le compensaran. Una de ellas es más que sintomática del modo de proceder del SAS en relación a las suplencias estivales: este junio, los servicios centrales de Salud hicieron una ronda en la bolsa de trabajo de los facultativos cordobeses para poner a su disposición un contrato de un mes al 25 por ciento de la jornada ordinaria y en el nada cercano Hospital de Torrecárdenas, situado en Almería. La pregunta es si el SAS esperaba que alguien acepte esta oferta, porque la cantidad que el empleado se embolsa es solo de 433 euros, una suma que no da para vivir en una ciudad situada a más de 350 kilómetros.

Hay más casos. Por ejemplo, el de otra facultativa cordobesa con la que se puso en contacto el Servicio Andaluz de Salud para proponerle un contrato de sustitución al 50 por ciento de la jornada, y por el plazo de un mes, en un área rural de Atención Primaria de la provincia de Granada. No es que la médico fuera a arreglar su situación laboral en caso de que se aviniera a los requerimientos de la Junta de Andalucía, porque apenas iba a sacar en limpio 870 euros. Un paso más en el parcheo de sustituciones lo constituye la oferta, también realizada este verano por el SAS a un médico cordobés, para que se trasladara a distrito sanitario de Bahía de Cádiz-La Janda para cubrir un puesto de Pediatría con una jornada del 50 por ciento, todo ello asumiendo dos cupos de pacientes -esto es, los pertenecientes a dos facultativos diferentes-.

La cruz del sustituto

Estos bajos ingresos se ven complementados por los que los facultativos obtienen mediante las guardias, a los que el SAS los aboca, según los sindicatos, por su condición de sustitutos. Se trata, en general, de un añadido a los honorarios que tampoco les proporciona grandes rendimientos. Las fuentes sindicales consultadas por este periódico señalan que las guardias en días laborables salen por 8,5 euros netos, mientras que las de los festivos se abonan a 9,5 euros).

No todos los médicos pueden decir que no a las ofertas del SAS, por poco atractivas que sean. Las fuentes laborales consultadas por este periódico indicaron que «el profesional medio contratado en precario es un Médico de Familia o Pediatra o de Hospital, por lo general todavía sin trienios acumulados, sin carrera profesional y sin dedicación exclusiva». A este panorama hay que sumar que «a los médicos residentes se les explota, se les utiliza como mano de obra barata, y a aquellos profesionales que acaban de terminar su formación se les obliga a aceptar condiciones leoninas prometiéndoles un posible futuro integrados en esos hospitales».

Este panorama suele enervar a los sindicatos. Un portavoz del mayoritario entre los facultativos cordobeses, el Sindicato Médico, lamentó ayer en declaraciones a ABC que «cada día exprimen más a las plantillas, el SAS exige una vuelta de tuerca más, nos hace trabajar más, no se sustituye, se hace el trabajo de los ausentes, dos y tres por uno, de manera que los profesionales tienen que sacar todo adelante y lo intentan hacer con la máxima calidad posible».

Estas fuentes añadieron que «la queja es diaria así como el abuso de los profesionales, que al final no son capaces de rebelarse y poner de manifiesto la situación por el bien del paciente; los trabajadores están sumergidos en una nube de miedo a ser represaliados sin nuevos contratos».

Sucede que Sindicato Médico ha pedido al SAS que «se supriman las sanciones a los componentes de la bolsa de trabajo para los contratos de sustitución y de reducción de jornada inferiores al 75 por ciento». «Se da la circunstancia -añadió el Simec- de que algunos profesionales quedan atrapados en contratos de sustitución al 50 por ciento, y la única forma de salir de ese contrato es renunciar».

La queja del Sindicato Médico incluye una crítica a los profesionales que no se rebelan contra las prácticas del SAS para cubrir los huecos que quedan en el sistema público con motivo de las vacaciones del personal. «Con esta actitud lo único que hacemos es darles la razón a los nuevos caciques del siglo XXI, que a su vez se presentan como víctimas de un poder superior», lamenta el sindicato. «Parece que al final tenemos que darle las gracias a los gestores de la Consejería de Salud por hacer contratos a menos del 75 por ciento», recalcó.

El Sindicato Médico de Córdoba añadió que le ha solicitado al SAS las estadísticas oficiales de personal para conocer el número de eventuales con contratos temporales y la relación de plantilla real del sistema sanitario público, «pero los responsables de los distritos y las gerencias de Córdoba las niegan en virtud de la confidencialidad de sus trabajadores». «Desde nuestra asesoría jurídica se están elaborando nuevas denuncias, incluidas las de prevaricación», indicaron estas mismas fuentes sanitarias.

Compartir

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

El tiempo...

Ir a De Tapas de ABC Córdoba

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.