Córdoba

Primer paso para poder aspirar ante la Unesco a ser Patrimonio Mundial

El Gobierno y las autonomías incluyen a la ciudad de Abderramán III en la lista indicativa de los bienes que pueden ser candidatos a la designación

Interior de uno de los salones del conjunto de Medina Azahara
Interior de uno de los salones del conjunto de Medina Azahara
L. MIRANDA / B. LÓPEZ - Córdoba - Actualizado: Guardado en: Andalucía Córdoba

NO es el definitivo, pero sí es un paso más, y amplio. El yacimiento arqueológico de Medina Azahara dio ayer un paso en la pretensión de tener en el futuro la declaración de Patrimonio de la Humanidad que realiza la Unesco, un paso que tendrá que confirmarse después con mucho más trabajo, pero que le sitúa en el camino para conseguirlo.

El Consejo de Patrimonio Histórico Español, reunido ayer en Lanzarote e integrado por representantes tanto del Gobierno como de las comunidades autónomas, decidió ayer incluir a la ciudad palatina de Abderramán III en la Lista Indicativa del Patrimonio Mundial, que es el paso previo para que la Unesco lo pueda proteger con su máxima declaración, aunque con una tramitación algo más larga.

En la justificación de la decisión, el Ministerio de Cultura explica que Medina Azahara «es un ejemplo de integración urbana y paisaje, planificada para el disfrute y para el realce de los rasgos naturales del sitio». Esta integración paisajística se manifiesta «tanto en el monumental modelado del terreno, como en el manejo de los materiales pétreos locales, del agua y de la vegetación».

Finalmente, la propuesta destaca también «la excepcionalidad derivada del hecho de que, tras su corto papel como centro de un vasto imperio y lugar de recepción de las embajadas «de los reinos cristianos y musulmanes de Europa, Asia Menor y Norte de África, «su súbita desaparición lo convirtiera en un mito que alimentó una rica literatura en la que se evocaba, en todo el ámbito de lengua árabe, una suerte de paraíso perdido».

A esta reunión del Consejo de Patrimonio Histórico se habían presentado tres aspirantes más, y todas ellas se han incluido en la lista indicativa sin problemas, según lo decidido en la cita de Lanzarote. Así, acompañaba a Medina Azahara el sitio del Prado y el Retiro, en Madrid, un lugar histórico que acoge monumentos como el museo y el parque que le dan nombre, entre otros muchos núcleos fundamentales de la capital de España.

También estaba el claustro de la iglesia de Santa María de Ripoll, en la localidad gerundense del mismo nombre, una muestra de arte gótico del siglo XII, que se caracteriza por una rica decoración iconográfica inspirada en los ejemplares de la Biblia que se realizaban en el «scriptorium» del mismo monasterio. Completaba la lista de aspirantes, y desde ahora de bienes inscritos, los bosques de hayedo, una candidatura conjunta entre las comunidades de Castilla-La Mancha, Navarra y Madrid, sobre un paisaje de gran riqueza ecológica y paisajística.

A partir de ahora el camino será más largo. Medina Azahara deberá permanecer en la lista indicativa durante al menos un año, antes de poder aspirar a ser Patrimonio de la Humanidad. Para eso tiene que presentarla el Gobierno de España, y el Ejecutivo sólo podrá enviar a una aspirante, aquella que a su juicio tenga la candidatura con mejor fundamento o con mejores razones para lograr la designación.

Fases

Medina Azahara entonces tendrá que disputar con las demás para entrar como aspirante lo antes posible, y para ello deberá convencer al Ministerio de Cultura de que sus valores históricos, artísticos y paisajísticos merecen lo antes posible la protección como Patrimonio de la Humanidad.

De lograrse en el futuro, sería el cuarto título de este tipo para la ciudad de Córdoba, algo que no tiene ninguna otra urbe española. En 1984, hace ahora treinta años, se concedió para la Mezquita-Catedral, mientras que una década más tarde fue para el Casco histórico, uno de los mayores de España, y de los mejor conservados. En 2012, la fiesta de los Patios consiguió la declaración como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

Tras la inclusión de Medina Azahara, en la lista indicativa, el consejero de Cultura de la Junta de Andalucía, Luciano Alonso añadió que supone ya de por sí un reconocimiento de los «valores universales» del conjunto. En su condición de yacimiento arqueológico urbano de la cultura árabe islámica posee unas singularidades que lo distinguen sobre los demás bienes declarados, según Luciano Alonso, que insistió en la «magnitud» y en la conservación de este bien cultural.

Toda la actualidad en portada

comentarios