Galerías del Cardenal Salazar

Gil Gijón expone una veintena de retratos a base de polvo

Actualizado:

El joven artista de Ciudad Real Gil Gijón Bastante expone desde ayer, y hasta el próximo 16 de enero, en las Galerías del Cardenal Salazar de Filosofía y Letras, su muestra «Memorias particulares», todo un ejemplo de arte orgánico en una veintena de retratos familiares elaborados literalmente a base de polvo entre 2013 y 2014, algunos de los cuales los remató «hace apenas una semana».

Por ello, el comisario de la exposición, Pablo Allepuz, quiso destacar que aquí se expone, incluso, la «nueva etapa del autor, en la que opta por ampliar los formatos más allá del tamaño de una fotografía al uso».

No es la única novedad. La propia galería abre una nueva etapa en la que se le da protagonismo al alumnado —Allepuz lo es— y, de hecho, «es la primera exposición comisariada por un alumno», destacó.

Emulando la película «Gattaca», el escultor primero elige con el retratado una fotografía —«en realidad, la eligen ellos por ser algo especial»— y luego recoge el polvo de un lugar concreto que, tras depurarlo, lo utiliza para dar forma a los retratos. Un material que incluye desde restos de piel y cabello de la persona hasta pelusa de la ropa que utiliza. Y es que el polvo es «lo infraleve y la mínima expresión de una persona», pero a la vez sirve de fórmula para preservar el tiempo, con el que el autor mantiene una cierta relación de obsesión. De este modo, es «una manera de inmortalizar a y hacer siempre presente a esa persona».