Juan Carlos Reche
Juan Carlos Reche - abc
córdoba, en clave de futuro

Reche, versos para mirar hacia afuera

Actualizado:

TODO empezó en los pasillos de la Facultad de Fisosofía y Letras, allá por la mitad de la década de los años 90. «Fue entonces cuando nos juntamos un grupo que todavía seguimos escribiendo, como Juan Antonio Bernier, Eduardo Chivite, Francisco Onieva, Daniel García Florindo, Rafael Antúnez, Raúl Alonso, con la suerte de que tuvimos un par de maestros», recuerda Juan Carlos Reche. Esos dos maestros eran Pedro Ruiz, que era y sigue siendo profesor de la Universidad de Córdoba (UCO), y Pedro Roso, que iba a impartir cursos de creación literaria.

«Nosotros empezamos a hacer talleres literarios y sacamos una revista y ellos nos pusieron en contacto con otros poetas, un poquito mayores que nosotros, como eran Pablo García Casado o Eduardo García. Ahí empezó todo. La revista se llamaba Zarisma y su último número, el cuarto, era un homenaje a Antorcha de Pajas, la revista de los años 70 cordobesa», añade quien hoy reside en Madrid después de haber vivido en varias ciudades de Europa y América y que tiene en su poder el Premio Nazionale per la Traduzione 2013 del Ministerio Italiano de Cultura y ha publicado dos libros de poemas, que son «El dolor y la velocidad» y «Carrera del fruto».

«Tenía claro que debía irme»

«Yo terminé la carrera en Córdoba a los 23 años y tenía claro que lo que quería hacer era salir de Córdoba, por lo que pedí todas las becas habidas y por haber y me dieron una en Italia y allí me quedé trabajando tres años más y allí me casé con mi esposa», indica.De ahí viene su vinculación con la lengua italiana.

La decisión de irse de la ciudad estuvo clara parea él desde el principio, desde el momento en el que acabó sus estudios. «Bueno, podía haberme quedado, como hicieron otros compañeros, prepararme una oposición, porque en esos años salieron muchas plazas. Pero yo quería irme. Quería ver mundo, conocer otros idiomas, otras personas, otras maneras de vivir. Entonces, hace quince años, Córdoba no era la ciudad espléndida que es hoy. Esta ciudad ha tenido un desarrollo increíble en los últimos años: incluso viene gente a poner negocios y a abrir tiendas. La Córdoba de finales de los años 90 era muy distinta», suscribe el poeta.

Un recuero espléndido

De cualquier modo, el recuerdo que guarda de aquellos años de juventud en Córdoba es espléndido. «Nuestro interés era mirar hacia afuera, no hacer una poética endogámica, sino relacionarnos con escritores y con poéticas de España y del resto de Europa», rememora. Entonces, el objetivo era mirar hacia afuera. «Mi generación se estaba criando literariamente en un momento en el que había un cambio importante, porque la generación anterior a la nuestra bebía de muchas lenguas». Entre las referencias literarias principales del poeta se encuentra un cordobés: Rafael Álvarez Merlo. «Él formaba parte del grupo de la revista Antorcha de Paja. A él le dedico en parte la revista Años Diez».

De su experiencia en el exterior, Reche ha sacado conclusiones. «He vivido en Roma, en Lisboa, en Montevideo y ahora vivo en Madrid.Estando fuera he aprendido de Córdoba que existe la esencia de ser cordobés. Córdoba es una manera de ser. Córdoba es algo que no es homogéneo ni intercambiable: haberse criado en Córdoba marca, porque te da una manera de comportarte y de entender las cosas». Él las expresa con poemas.