obra artística del s. XVII

Ambrosio afirma que la retirada del crucifijo «entra dentro de la normalidad»

Señala que se irán retirando todos los símbolos religiosos de los espacios «que son representación de la ciudadanía»

La alcaldesa, Isabel Ambrosio, antiende a los medios de comunicación
La alcaldesa, Isabel Ambrosio, antiende a los medios de comunicación - v. merino

La alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio, ha afirmado hoy que su decisión de retirar un crucifijo de una vitrina en la antesala de su despacho en el Ayuntamiento, «entra dentro de la normalidad».

En esta línea ha indicado que «creo que en un Ayuntamiento y dentro de nuestro sistema judicial y dentro del respeto a la constitución se tiene que establecer esa aconfesionalidad y esa laicidad y, con la máxima normalidad, se irán retirando poco a poco todos y cada uno de los símbolos religiosos sobre todo de espacios como este, que son espacios de los vecinos, espacios de la ciudadanía».

Por otro lado, Ambrosio también se ha escudado en el valor artístico de este crucifijo, labrado en marfil y del S.XVII, para ordenar su retirada de la vitrina en la que compartía espacio con otras obras de arte de otras religiones, como el candelabro judío d siete brazos (menorah). «Las obras de arte, como en este caso era el crucifijo, estarán resguardadas y estarán valoradas además para que las puedan disfrutar no solo los ciudadanos sino los visitantes de esta ciudad», sentenció.

Toda la actualidad en portada

comentarios