Un cazador observa el campo
Un cazador observa el campo - abc

Un estudio preservará el zorzal común en Andalucía

Las investigaciones, en las que colabora la UCO, pretenden garantizar la actividad cinegética sostenible

Actualizado:

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio ha iniciado los trabajos previos para elaborar un estudio para preservar el zorzal común y garantizar así una práctica más sostenible de la caza sobre esta especie cinegética.

En un comunicado, la Consejería ha explicado que este trabajo ha sido cofinanciado por la Federación Andaluza de Caza, y en la que colabora la Cátedra de Recursos Cinegéticos y Piscícolas de la Universidad de Córdoba.

En este sentido, tras recopilar la información existente sobre esta ave, la Consejería ha asegurado que realizará un análisis de las épocas en las que comienza la migración prenupcial en las distintas áreas cinegéticas de Andalucía y de las órdenes de vedas existentes en otras Comunidades Autónomas, donde se practica la caza de zorzales, con el fin de que los períodos hábiles de caza de éstas especies migratorias, en ningún caso sean coincidentes con sus períodos de reproducción y migraciones (prenupciales) hacia los lugares de cría.

Asimismo, también se estudiará los procedimientos adoptados para la gestión, control y protección de las poblaciones de esta especie, así como los resultados obtenidos.

El estudio recogerá además los protocolos para poder desarrollar las tareas de campo. En concreto, la recogida de información sobre observaciones de zorzales durante el periodo clave para conocer la fenología de migración, con especial interés en la prenupcial. De esta manera, el trabajo se basará en la realización de conteos desde diferentes puntos fijos de observación, con el fin de obtener datos para conocer el inicio y finalización de las migraciones post y pre nupciales, así como en el establecimiento de una serie de itinerarios censales en campo sobre transectos previamente establecidos.

En este sentido, la Consejería ha explicado que la distribución de los puntos e itinerarios cubrirá las zonas más relevantes para esta especie en Andalucía. Además, como cada año puede variar la fenología y tendencias a causa del cambio climático, el protocolo puede ser utilizado para ajustar el periodo hábil de caza de esta especie cinegética. Para los trabajos de campo se contará con la colaboración de los agentes de Medio Ambiente de la Junta, personal de la Agencia de Medio Ambiente y Agua, de la Federación Andaluza de Caza y de la sociedad Española de Ornitología (SEO).