infraestructuras

La obra del Alpargate reducirá el tráfico del último acceso al Centro

El proyecto prevé quitar parte del aparcamiento, invertir el sentido de la calle Frailes y reducir el paso a María Auxiliadora

Imagen de la Plaza del Cristo de Gracia
Imagen de la Plaza del Cristo de Gracia - archivo

Más dificultades para aparcar los coches y para circular. La plaza de los Padres de Cristo de Gracia (también conocida como Alpargate) se reformará con la intención de mejorar la accesibilidad a la misma, eliminando barreras arquitectónicas y urbanísticas. Pero también, el Ayuntamiento contempla en este proyecto que las obras sirvan para una restricción del tráfico en la zona, con la consiguiente eliminación de plazas de aparcamiento, que serán muy reducidas, y la entrada de transporte público. Además, cambiará el sentido de una de las vías.

Los trabajos, en plazo de licitación en la actualidad y con un periodo de ejecución de tres meses y medio, tendrán un coste de 329.000 euros. Servirán, según la memoria del proyecto, para «la adecuación del entorno de la plaza a las necesidades actuales, recuperando el espacio urbano ocupado indiscriminadamente por los coches como zona de estancia, integrando y ordenando el espacio destinado actualmente a aparcamiento, recuperando zona verde y arboleda, reorganizando el tráfico, de manera que se integre este espacio con la plaza existente y con la Iglesia, mejorando las posibilidades que ofrece este espacio».

La plaza, que es un nudo de comunicación en la zona oriental de la ciudad, es un cruce de vías urbanas en el límite de la Axerquía. El Alpargate conecta con la zona de Levante a través de la Avenida de Barcelona, y une esa zona con el centro a través de la calle María Auxiliadora. En la intervención se reordenará el tráfico ya que «se plantea restringir el paso de vehículos e integrar el aparcamiento existente en el nuevo espacio de estancia, permitiendo el acceso de autobuses desde la Avenida de Barcelona hacia la calle María Auxiliadora», según recoge la memoria del proyecto. Además, se invertirá el sentido que actualmente tiene la vía que hay junto a la Iglesia, que será de salida desde la calle Frailes a la avenida Barcelona.

Sin embargo, la calle María Auxiliadora seguirá siendo de tráfico rodado, «estrechándose la calzada a un carril» para ampliar la acera, que por su estrechez incumple actualmente los requisitos de accesibildad.

Plaza de los Olmos

Además, para mejorar la calidad medioambiental de la plaza, la intervención contempla colocar árboles de tipo naranjo, dos lagunarias y dos brachychiton rojos, Júpiter y dos olmos. Precisamente, esta última especie de árbol recordará el nombre inicial que tuvo la plaza en el siglo XV, cuando se la denominaba Plaza de los Olmos.

También está incluido en la reforma una mejora de la iluminación. Concretamente, en la propia plaza Cristo de Gracia y la Iglesia, donde actualmente no existe iluminación. El proyecto incluye una nueva instalación de alumbrado mediante columnas de fundición de hierro de 3,60 metros de altura. Sobre las mismas se instalarán faroles modelo Córdoba de aluminio con tulipa.

Toda la actualidad en portada

comentarios