La Reina de los Ángeles en el interior de la iglesia del Císter
La Reina de los Ángeles en el interior de la iglesia del Císter - ROLDÁN SERRANO
ACTUALIDAD

La nueva «vida» del monasterio del Císter de Córdoba

La orden de los Esclavos de la Eucaristía y Santa María Virgen y la hermandad de la Sangre ya están establecidos en el inmueble

CÓRDOBAActualizado:

El pasado mes de abril se conocía la noticia de que el monasterio de la Inmaculada Concepción, conocido como el Císter, cerraba sus puertas después de 496 años. Sin embargo, a finales del mes de julio, la hermandad de la Sangre comunicaba que había llegado a un acuerdo con la Congregación Cisterciense de San Bernardo por el cual las religiosas cederían un espacio para el uso de la cofradía del Martes Santo. Ahora, varios meses después de esta cesión, así es la nueva «vida» del antiguo Monasterio del Císter.

Según explicó a ABC el hermano mayor de la hermandad de la Sangre, Carlos María Olivares, la corporación dispone del espacio conocido como «guardamuebles», donde ya han trasladado algunos de los enseres de la corporación. «Durante estos meses hemos estado realizado unas obras para separar las dependencias del resto del edificio», señaló. Así las cosas, Olivares espera que una vez dispongan de los presupuestos de 2018, a comienzos del próximo año, se pueda acometer la mejora y acondicionamiento de las instalaciones.

Por otro lado, el culto religioso del templo sigue vigente gracias a la orden de los Esclavos de la Eucaristía y Santa María Virgen, una comunidad contemplativa centrada en la adoración eucarística y la consagración mariana. «Esta orden utiliza la parte del monasterio y la iglesia y están constituidos como casa de formación», explicó. De hecho, tal y como aseguró el hermano mayor de la cofradía del Martes Santo, la orden está establecida en el templo desde finales del mes de septiembre, realizando sus eucaristías y manteniendo la apertura del templo.