Lluvia en el Domingo de Ramos de la Semana Santa de Córdoba 2016
Lluvia en el Domingo de Ramos de la Semana Santa de Córdoba 2016 - RAFAEL CARMONA
PREDICCIÓN

El tiempo en Córdoba para la Semana Santa de 2018

El tramo entre el Viernes de Dolores y el Domingo de Ramos tiene riesgo de lluvia

CÓRDOBAActualizado:

No será la Semana Santa de Córdoba 2018 tan desolada como las primeras de esta década, que llegaron a terminar en el Miércoles Santo, pero tampoco tan tranquila y pletórica como la del año pasado, en que desde días antes se sabía que ni siquiera habría que preguntar. La próxima celebración tendrá incertidumbre al menos en las primeras horas.

Así lo dicen los meteorólogos y las páginas especializadas. Es el caso, por ejemplo, de Antonio Delgado, un prestigioso experto sevillano con residencia en Estados Unidos, que asegura que el tramo entre el Viernes de Dolores y el Domingo de Ramos podría traer lluvia en casi toda España. A partir de ahí, la atmósfera estaría más estable, pero todavía habrá que esperar para asegurarlo.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ofrece también un escenario poco alentador para el comienzo de la Semana Santa. El Viernes de Dolores, en que se visita a la Señora de Córdoba y hay varios Vía Crucis, la posibilidad de lluvia es del 95 por ciento. El Sábado de Pasión la probabilidad baja al 75 por ciento, con el consiguiente riesgo para las tres cofradías y dos asociaciones parroquiales que tienen previsto recorrer las calles en esta jornada. El Domingo de Ramos, último día al que llega su predicción, habría chubascos al 85 por ciento.

La página web Weather.com espera para la jornada del Viernes de Dolores chubascos con una probabilidad del 70 por ciento. El agua se retirará en el Sábado de Pasión y volvería el Domingo de Ramos con un porcentaje inquietante: el 80 por ciento de precipitaciones. Su previsión llega a toda la Semana Santa, en que no llovería a partir de entonces.

Lo mismo espera la página Eltiempo.es, que dirige José Antonio Maldonado, que da lluvias entre el Viernes de Dolores y el Domingo de Ramos, aunque no demasiado abundantes. A partir de entonces, sólo habría riesgo para el Domingo de Resurrección.