Antonio Sanz junto a Primo Jurado, este martes en la Subdelegación del Gobierno
Antonio Sanz junto a Primo Jurado, este martes en la Subdelegación del Gobierno - VALERIO MERINO
INFRAESTRUCTURAS

La adjudicación de la la nueva salida de la A-4 en Córdoba, en una semana

La conexión trata de evitar accidentes y separará el tráfico de la N-432 y de la Ronda

CÓRDOBAActualizado:

El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, hizo referencia este martes en Córdoba a la construcción de una nueva salida desde la autovía A-4 para aliviar los continuos atascos que se vienen produciendo desde que se inauguró la Variante de Porcelanosa (o de los Visos) y detalló que la próxima semana está previsto que se adjudiquen estas obras de este nuevo acceso situado a unos 900 metros del ya existente. Este nuevo ramal, según afirmó, permitirá separar el tráfico que va a la zona Sur de Córdoba y a Granada por la N-432 del que se dirige a la Ronda de Poniente y a los polígonos industriales de la Torrecilla y Amargacena.

Sanz no quiso adelantar la fecha de colocación de la primera piedra. En este sentido, mostró su deseo de presentar el proyecto definitivo en Córdoba en un plazo de 10 o 15 días, una visita que incluirá una reunión con los empresarios de las dos zonas fabriles directamente afectadas por esta infraestructura para informarles de los detalles del expediente y de los plazos de ejecución.

Las mejoras en la CH-2

De otro lado, Sanz avanzó que en menos de un año el acceso a las parcelaciones de la Vega será menos problemático que en la actualidad. Así anunció la próxima finalización de las obras de acondicionamiento de los dos tramos de la carretera CH-2 comprendidos entre Córdoba y Encinarejo y el inicio en pocos meses de la actuación en la parte de esta vía, con una longitud total de algo más de 15 kilómetros, que concluye en Almodóvar del Río.

El presupuesto de todas estas intervenciones roza los 1,5 millones de euros, un dinero que está sirviendo para adecentar la conocida como carretera de Puesta en Riego debido a que antiguamente daba servicio a la zona regable del Guadalmellato. Sin embargo, en este momento esta vía es transitada al día por unos 17.000 vehículos, muchos de ellos vehículos pesados, como autobuses o camiones, que han terminado por estropear esta infraestructura.