Varios cirujanos realizan una intervención quirúrgica
Varios cirujanos realizan una intervención quirúrgica - ARCHIVO
SALUD

Las afectadas por el Essure en Córdoba piden su prohibición total: «Nos ha destrozado la vida»

Denuncian que el anticonceptivo les provoca hemorragias, perforaciones de las trompas y problemas digestivos

CÓRDOBAActualizado:

Han pasado quince años desde que el Hospital Reina Sofía de Córdoba empezó a aplicar un innovador tratamiento de esterilización. Se trataba del Essure, fabricado por la farmacéutica Bayer y que esta misma semana ha sido retirado temporalmente del mercado. Consiste, a grandes rasgos, en un muelle que se introduce en las trompas de falopio e impide el paso de los espermatozoides. Se vendió a las pacientes como una alternativa menos invasiva a la ligadura de trompas y a los tratamientos a base de hormonas que tantos problemas generan a mujeres de todo el mundo. Quince años después, muchas de las mujeres que se sometieron a la técnica desearían no haberlo hecho.

Sus efectos secundarios son diversos. Desde picores derivados de reacciones alérgicas hasta desgarramientos de las trompas que provocan fuertes hemorragias en las portadoras del anticonceptivo. Cuando Teresa Sánchez y Susana Vázquez se implantaron el Essure en el Hospital Reina Sofía de Córdoba por recomendación de los facultativos no podían imaginar cuánto les iba a cambiar la vida. «Básicamente me la ha destrozado», cuenta Teresa, que asegura que desde que se puso el Essure hace nueve años el dolor no ha cesado. Cada vez que tiene la menstruación, la hemorragia es tan fuerte que le impide llevar una vida normal. Sobrevive a base de calmantes y con la esperanza de que pronto pueda obtener garantías suficientes para someterse a una operación de retirada que no le deje secuelas.

Ambas pertenecen a la Plataforma Libre de Essure, que integra a centenares de mujeres de todo el país afectadas por este anticonceptivo y que tiene en Córdoba uno de sus puntos más activos. Según datos del Hospital Reina Sofía, sólo en la provincia se han puesto desde 2002 más de 8.000 anticonceptivos Essure. La plataforma tiene conocimiento de al menos 200 mujeres que han tenido que someterse a una operación quirúrgica y unas 150 que están en lista de espera.

«Cuando comenzaron a implantar el Essure sabían cómo ponerlo, pero no cómo quitarlo», cuenta una afectada

Susana fue una de las primeras mujeres en operarse para retirar el Essure, lo que implica la mutilación de las trompas de Falopio. Pero, como suele suceder en este tipo de intervenciones, tendrá que pasar otra vez por quirófano para suprimirlo por completo. Le quedan restos de este anticonceptivo clavados en los cuernos uterinos. El próximo paso será la extirpación del útero, una situación a la que se han tenido que enfrentar muchas mujeres más. «Cuando comenzaron a implantar el Essure sabían cómo ponerlo, pero no cómo quitarlo», denuncia.

En la plataforma tienen conocimiento de casos aún peores. Embarazos no deseados causados por la ineficacia del anticonceptivo que ha acabado en un aborto porque el metal del «muelle» ha acabado rompiendo la bolsa del feto, inflamaciones, intolerancias y otros problemas digestivos derivados de la alergia al níquel que lleva el medicamento, casos en los que, directamente, el anticonceptivo «desaparece» dentro del cuerpo de la mujer y ni siquiera es visible en las radiografías. La farmacéutica Bayer descarta que su anticonceptivo sea perjudicial y afirma que, simplemente, no está indicado para mujeres con determinadas características.

«A petición de la paciente»

Las afectadas denuncian que en el centro cordobés no se les dio toda la información y que, a día de hoy, aún les «dan largas» cuando acuden denunciando efectos secundarios del Essure. Sin embargo, a pesar de restar importancia a la sintomatología que presentan las mujeres, les ofrecen someterse a la operación de retirada siempre y cuando conste que la intervención se hace a petición de la paciente. «Sólo han aceptado atribuir a este anticonceptivo tres síntomas: dolor, reglas abundantes y desarreglos hormonales», dice Susana. «El resto son imaginaciones nuestras, pero no creo que haya tantas ‘locas’ en el mundo», denuncia.

La plataforma ve una puerta abierta a la supresión total del anticonceptivo con la retirada de su certificación

El Essure ya ha sido prohibido en Brasil y Estados Unidos ha obligado informar explícitamente de sus riesgos. La propia Bayer reconoce pérdidas por valor de 413 millones a causa de las reclamaciones relacionadas con el Essure. Ahora, con la suspensión temporal de su certificación y la consiguiente retirada del mercado, la Plataforma Libre de Essure ve una puerta abierta para su supresión definitiva. La farmacéutica insiste en que se trata de una mera cuestión administrativa que no tiene vinculación alguna con los problemas de salud derivados del producto.

Desde el Reina Sofía se acogen a las indicaciones del Ministerio de Sanidad y defienden que no procede aconsejar la retirada del dispositivo a aquellas mujeres que lo portan a día de hoy. Afirman también que en estos momentos no se estaba implantando este método anticonceptivo, algo que desmienten desde la plataforma. «Recientemente ha entrado una chica a la que se lo pusieron hace un mes», aseguran. Piden además un protocolo adecuado para la extirpación de las trompas en el caso de las portadoras de Essure. Una solución a medida para un problema de altura.