Cultivo de fresas bajo abrigo
Cultivo de fresas bajo abrigo - Archivo
Agricultura

Asaja Andalucía critica la nueva Ley de Agricultura porque supondrá una mayor complejidad burocrática

El anteproyecto está en manos del Consejo Económico y Social

CórdobaActualizado:

«Una ley que no es necesaria, que no ha sido pedida por el sector y que, por si fuera poco, aumentará más la burocratización de la agricultura y la ganadería». Así de contundente se muestra Vicente Pérez, secretario general de Asaja Andalucía, al hablar de la Ley de Agricultura y Ganadería de Andalucía, que está en trámites de preparación y cuyo anteproyecto ya ha llegado al Consejo Económico y Social.

«Lo primero que queremos destacar es que esta ley solo servirá para aumentar el embrollo burocrático que sufre la agricultura», explica Pérez, que asegura que el sector ya está «sobrerregulado a nivel estatal y europeo». «Desde Asaja hemos pedido siempre que se tienda a la simplificación, y con la Ley de Agricultura y Ganadería se hará lo contrario», insiste.

De otro lado, en su informe presentado al Consejo Económico y Social, la patronal agraria destaca ciertos puntos que, a su juicio, deberían modificarse o, incluso, eliminarse. Uno de ellos es la introducción de la figura de los contratos territoriales», cuya implantación supondría «mayor complejidad burocrática».

Aprovechamientos agrarios

Otro de los artículos que critica Asaja es el referido a las zonas de especial protección agraria, que consideran «gravísimo». «Se pretende prohibir los aprovechamientos agrarios, algo a lo que nos oponemos totalmente, la Junta de Andalucía no puede prohibir cultivos y limitar la capacidad productiva de los agricultores», reprocha Vicente Pérez. Asaja también muestar su preocupación por que dicho artículo «recuerda a la Ley de Reforma Agraria». «Entendemos que este proceder es cosa del pasado y que tiene que reorientarse el artículo a otras medidas contra la infrautilización que no conlleven expropiación», solicitan.

El concepto de infrautilización del suelo también aparece en el apartado de sanciones, otro de los más cuestionados por Asaja. «Es un concepto arbitrario y sin seguridad jurídica», ¿quién juzga lo que es un suelo infrautilizado?», se pregunta Pérez. Otro tipo de sanciones, como las de «buenas prácticas» llevan asímismo a confusión, ya que ya están reflejadas en la PAC. «No se puede sancionar doblemente, es insostenible jurídicamente», aclaran desde Asaja.

Por otra parte, la entidad propone modificar el artículo referido a las Organizaciones Profesionales Agrarias, OPA, que, consideran, deben estar constituidas en conformidad con la Ley 19/1977 de Libertad Sindical y esto tiene que estar especificado en la Ley de Agricultura, dejando la puerta cerrada a otro tipo de organizaciones. Así, piden que las OPA sean, junto con los sindicatos y las organizaciones empresariales más representativas, los únicos representantes legítimos para la interlocución en la política agraria y agroalimentaria. «Otro tipo de organizaciones podrán ser llamadas o consultadas pero nunca con rango de interlocución», detalla Asaja en su informe.