Emilio Aumente, con sus compañeros del grupo socialista David Luque y Antonio Rojas
Emilio Aumente, con sus compañeros del grupo socialista David Luque y Antonio Rojas - ARCHIVO
AYUNTAMIENTO

Aumente pide perdón por el desacuerdo sobre Miguel Ángel Blanco en Córdoba

El político socialista dice que su opinión sobre algunos concejales «ya no será la misma»

CÓRDOBAActualizado:

«Muchas veces el pueblo nos da lecciones a los que nos dedicamos a la actividad política diciendo sencillamente y en silencio, que nos equivocamos y les fallamos en cuestiones que no deberíamos». Lo ha dicho el teniente de alcalde de Presidencia del Ayuntamiento de Córdoba, el socialista Emilio Aumente, en un artículo que ha remitido a los medios de comunicación en el que aborda el desacuerdo entre los grupos políticos del Pleno que impidió una declaración de consenso sobre los veinte años del secuestro y asesinato por ETA de Miguel Ángel Blanco.

En el texto llega a pedir perdón a los ciudadanos por lo sucedido, que podría haber evitado «el triste espectáculo del último Pleno» y carga contra IU, Ganemos y el PP, a los que culpa de no haber alcanzado un acuerdo. Y lanza un dardo: «Mi opinión personal y humana de algunos compañeros concejales del Ayuntamiento de Córdoba no es la misma». Aumente comienza explicando que recibió la carta elaborada por la Fundación Miguel Ángel Blanco, y que la expuso en la Comisión de Presidencia. «No tenía que ser el que al final fuera en su integridad y la propia fundación perseguía no crear problemas políticos internos», dice.

«Internamente saben que perdieron una ocasión de ser como el pueblo llano»

«Lamentablemente esto no fue posible. Ni los grupos políticos IU y Ganemos por un lado, y los otros, PP, Ciudadanos y Mixto, por otro, estaban en esas tesis. Unos decían que toda la Declaración tenía que estar sin quitar ni una coma, y los otros decían que sobraban palabras», se queja. Tras eso, se intentó fundir las dos versiones en una. Pero tampoco pudo ser: «Iluso de mí. La política partidista era más importante que consensuar un texto que nos amparara a todos y no fuera elemento de debate».

El texto de Emilio Aumente termina recordando que todo lo sucedido está en los archivos. «Yo lo intenté y no pude. Me vencieron, pero estoy convencido que internamente saben que perdieron una ocasión magnífica de ser como el pueblo llano», insiste.