Una joven en un local
Una joven en un local - ARCHIVO
INFORME

¿En qué barrios se concentra la prostitución en Córdoba?

El Centro, la Huerta de la Reina y la periferia, focos de la actividad en pisos

CÓRDOBAActualizado:

El reciente informe de la Fiscalía de Córdoba acerca del aumento del número de pisos en los que se conciertan citas sexuales deja flotando una pregunta. ¿Dónde se encuentran esas viviendas? ¿Hay algún barrio de la ciudad en el que se concentren estos burdeles caseros? El citado documento no aporta datos sobre este extremo, de modo que la única forma de conocer la ubicación de estos inmuebles es atendiendo a la información que aportan las —y los— profesionales de esta actividad. Este periódico ha realizado un sondeo entre veinticinco trabajadores del sexo y la conclusión es que el centro comercial de la ciudad y el casco histórico —sobre todo el entorno de La Ribera— concentran la mayoría de estos negocios (9 de los 25 consultados), seguidos por barrios de la periferia (7) y de otros enclaves de la ciudad como Huerta de la Reina (5) y Ciudad Jardín y Santa Rosa (4).

Hay que recordar que los vecinos de la Huerta de la Reina se han quejado de una forma recurrente en los últimos meses de que la inseguridad del lugar tenía que ver con el uso de algunas viviendas como casas de citas. No constan más quejas de otras asociaciones vecinales por este mismo motivo. Este periódico ha consultado al Consejo del Movimiento Ciudadano, que preside Juan Andrés de Gracia, y asegura que no le constan reclamaciones por la prostitución en otros barrios de la ciudad. «Esos temas suelen quedarse en las juntas de las asociaciones de vecinos: a nosotros no nos han llegado más casos», señaló De Gracia.

El papel de la Cruz Roja

Una de las organizaciones sociales que más recursos destinan a ayudar a las personas que se ganan la vida vendiendo su cuerpo es Cruz Roja, que tiene en marcha un programa específico para este gremio del que en el último año se han beneficiado en torno a cien profesionales. Durante el primer semestre de 2017, la institución ha llegado a 76 mujeres: 47 de ellas en la capital y 29 en la provincia (sobre todo en Puente Genil, Lucena y Baena).

Ana Montes es la responsable de esta línea de intervención de la citada entidad solidaria y relata que desde el año 2008 llevan a cabo un proyecto de atención socio-sanitaria a personas en entornos de prostitución, por el que «nos acercamos a los lugares en los que se encuentran para atender sus necesidades, sobre todo de tipo social».

Cambian los perfiles: prostitutas españolas y no tanto extranjeras y clientes cada vez más jóvenes

Un hecho que ha constatado Cruz Roja es que en la última década ha habido un cambio notable en el perfil de las prostitutas. «Cuando comenzamos con el proyecto en 2008, la mayoría eran mujeres inmigrantes que habían venido buscando unas mejores condiciones de vida y, sobre todo, necesitaban ganar dinero para poder enviar a sus familias en los países de origen. Españolas nos encontrábamos muy pocas entonces», señala Montes. Y añade: «Sin embargo, a partir de 2011 aumentó el número de mujeres nacionales que se encontraban en esta situación debido, fundamentalmente, a la precariedad económica extrema y grandes dificultades para encontrar trabajo». ¿También ha cambiado el perfil de los clientes? Sí. Lo cuenta así la portavoz de Cruz Roja: «Las profesionales nos dicen que ha habido un cambio en esto: antes eran más personas casadas y ahora se dan también más los jóvenes».

Otra pata importante en la atención a los trabajadores del sexo es la de la Delegación de Salud de la Junta de Andalucía, que el año pasado el año pasado se subvencionó proyectos por valor de 13.263,34 euros dirigidos a actuaciones de prevención de la infección por VIH y otras infecciones de transmisión sexual.