CRÍTICAS

El Cabildo estalla: «Icomos ha faltado al respeto»

El canónigo José Juan Jiménez Güeto recuerda que la Iglesia cuida de la Mezquita desde hace casi ocho siglos

Visita a la Mezquita-Catedral de los expertos del congreso sobre Medina Azahara
Visita a la Mezquita-Catedral de los expertos del congreso sobre Medina Azahara - RAFAEL CARMONA

El Cabildo de la Catedral está muy molesto con las declaraciones que realizó el miércoles la presidenta de Icomos en España, Begoña Bernal, en relación a la sensibilidad de la institución eclesiástica en cuestiones de patrimonio y, en concreto, a la apertura de la segunda puerta en el templo diocesano para que las cofradías puedan hacer estación de penitencia hasta ella. «Me parece que el Cabildo no tiene ni idea. No saben nada», dijo la responsable del organismo asesor de la Unesco en declaraciones a ABC.

La respuesta de la entidad que gestiona la Catedral no ha tardado. «Le pedimos a esta señora un poco de respeto, porque nos lo ha faltado y de una manera grave», señaló ayer el canónigo José Juan Jiménez Güeto. «El Cabildo es una institución centenaria que lleva ocho siglos cuidando, conservando, manteniendo y gestionando el monumento por excelencia de la ciudad de Córdoba, y por lo tanto algo sabrá cuando después de tanto tiempo podemos disfrutar de una joya que nos hace únicos y distintos en todo el mundo», agregó Jiménez Güeto, que se extendió sobre este asunto en una entrada en su blog.

Jiménez Güeto también lamenta la actitud seguidista de Rosa Aguilar

«Que yo sepa, el concepto de cuidar el patrimonio es bastante reciente, pero la Iglesia lo lleva haciendo desde siempre. Y afirmar que el Cabildo se ha saltado la legalidad vigente en cuestiones patrimoniales es falso en todos sus extremos. Porque el Cabildo ha seguido escrupulosamente lo que manda la legislación en patrimonio: de haberla obviado, no estaríamos en esta tesitura», subrayó el canónigo en el citado texto que difundió a través de las redes sociales. «Por ello, lo que tendría que hacer la presidenta de Icomos-España es no confundir a la ciudadanía, no faltar el respeto a instituciones que pueden enseñarle cómo conservar y gestionar el patrimonio; ni tampoco a una ciudad referente mundial en cuestiones de patrimonio».

Jiménez Güeto se mostró también contrariado con el seguidismo de algunos responsables políticos. «Lamento profundamente -escribe- que nuestra consejera de Cultura, Rosa Aguilar, que fue alcaldesa de la ciudad de Córdoba, se haya dejado enredar por esta experta y con ello haya colocado nuestra ciudad en una situación difícil, algo que puede ocasionar un daño emocional en gran parte de la ciudadanía que aspira a contar con esa segunda puerta».

Toda la actualidad en portada

comentarios