Dos jóvenes en la parada de Cercanías de Rabanales
Dos jóvenes en la parada de Cercanías de Rabanales - VALERIO MERINO
INFRAESTRUCTURAS

Las claves del Cercanías que llega a Córdoba

El servicio ferroviario unirá en 2018 Villarrubia y Alcolea en 29 minutos con una estimación de 12.000 pasajeros en su primer año

CÓRDOBAActualizado:

El Cercanías de Córdoba ve la luz al final del túnel. Más de un lustro después de que el gobierno municipal del PP lo pusiera en la vía de salida, se acerca su puesta en marcha. Sobrevivió hasta al cambio de maquinista. Porque en el verano de 2015 el Consistorio pasó a ser dirigido por un cogobierno PSOE-IU que metió inicialmente en cocheras la iniciativa. Luego, la recuperó, previa creación de una comisión técnico-ciudadana que en febrero de 2016 dictaminó que era viable. La alcaldesa, Isabel Ambrosio (PSOE), se subió a la locomotora y, tras varias fechas de arranque fallidas, todo apunta a que se activará a principios de 2018. Éstas son las claves de su puesta en marcha:

El arranque

Uno de los conductores del Cercanías por los despachos oficiales es el edil de Presidencia, Emilio Aumente. En línea con lo dicho esta semana por la alcaldesa, Isabel Ambrosio, señala a ABCque un «horizonte razonable» para que este transporte público eche a andar es «el primer trimestre de 2018». Desgrana las estaciones por las que debe transitarse hasta que el primer tren circule. La primera estará en el Pleno que levantará el martes el reparo suspensivo (una enmienda a la totalidad) que la Intervención municipal formuló contra el contrato que el Consistorio va a firmar con Renfe. Después, el viernes 17 la Junta de Gobierno Local aprobará establecer esta vinculación para impulsar el Cercanías. El siguiente paso será remitirle el documento a Renfe para que, aunque «ya ha habido conversaciones con ellos», «dé su opinión». En ese proceso, se pueden hacer, por ejemplo, ajustes a la tabla de horarios previstos o hay que ultimar el precio del billete.

Esta empresa pública de transportes ha señalado, a través de terceros, que necesitaría entre tres y cinco meses, tras la firma del contrato, para que los trenes rueden. Porque debe formar a su personal y fijar protocolos de seguridad para su funcionamiento. El edil de Presidencia introduce un matiz: «Vamos a ver qué hace Renfe. Creemos que había iniciado la formación. Ellos habían hablado de que estaban preparando todo». Hay nueva fecha para su activación. Lejos queda ya la primera que se planteó. La comisión técnico-ciudadana que analizó su viabilidad creía que podría echar a andar a finales de 2016.

Jóvenes a la espera del tren
Jóvenes a la espera del tren-VALERIO MERINO

De dónde a dónde

El Cercanías enlazará Villarrubia, El Higuerón, Córdoba, campus de Rabanales y Alcolea. Para su entrada en servicio, ADIF (Administrador de Infraestructuras Ferroviarias) invirtió 1,6 millones en 2015 en adecuar las tres estaciones de barriadas periféricas. El proyecto contempla dos paradas más: la del Parque Joyero (debe dar servicio al futuro Centro de Ferias municipal, cuyas obras están paradas y podrían acabar para el verano de 2019) y la de Levante. Es ya seguro que los trenes echarán a andar sin ninguna de ellas. En junio, la regidora anunció que el gestor de infraestructuras ferroviarias estudiaría la planificación y la financiación de esas dos estaciones, pero no ha vuelto a haber novedades.

Recorrido y tiempo

La distancia que harán los trenes entre Villarrubia y Alcolea es de 23,5 kilómetros. ¿Cuánto tardarán? Según la tabla que acompaña al contrato que el Ayuntamiento remitirá a Renfe, la duración más habitual será de 29 minutos. En los extremos, se colocan dos circulaciones:una de 24 minutos y otra de una duración de 41 minutos.

El importe del billete es una de las cuestiones que aún no están definidas

Precio

El precio del billete es una de las cuestiones que aún no están cerradas definitivamente. En abril de 2017, fuentes municipales señalaban que había acuerdo de Ayuntamiento y Renfe para que el coste de un viaje fuera de 1,9 euros, el mismo valor que tiene ahora el ticket sencillo, de ida o vuelta, entre Córdoba y el campus universitario. El lunes, en rueda de prensa, el edil de Presidencia avanzó algo más. Y dijo que estaría entre los dos y los tres euros. Aumente explica que serían dos euros para el billete simple y tres para el de ida y vuelta del recorrido completo. Es casi idéntico a lo que vale ir a Rabanales:1,9 el ticket simple y tres el de ida y vuelta.

Número de circulaciones

La oferta del Cercanías será de lunes a viernes de 25 viajes, sumando los dos sentidos. Los servicios —teniendo en cuenta que aún puede haber modificaciones— arrancarán pasadas las seis de la mañana y el último tren llegará a la estación central a las 22.04 horas. La oferta en sábados, domingos y festivos se reducirá. Además, la conexión entre la capital y Rabanales, la única que hoy está en funcionamiento, ofrecerá otros 14 viajes (siete en cada dirección).

Dos estudiantes se suben a un vagón
Dos estudiantes se suben a un vagón-VALERIO MERINO

Demanda

En el contrato que pasará el viernes 17 por la Junta de Gobierno Local se establece que para el primer año la demanda en la estimación más pesimista se situaría en los 116.160 pasajeros. Hay que tener en cuenta también los usuarios que ya tiene el servicio que está en marcha, el que enlaza la estación central y el campus universitario. En 2016, desplazó a 935.000 personas. Si el Cercanías se dotara con las otras dos paradas previstas (Parque Joyero y Levante), la previsión sería cercana a los 1,3 millones de viajeros.

Financiación

En el contrato con Renfe, el Ayuntamiento establece que le pagará 4,4 millones por una vinculación de dos años para sufragar el déficit de explotación del servicio de tren. La cantidad, advierte el expediente de dicho contrato, tiene «la consideración de importe máximo, al que puede llegarse o no». Para 2018, tiene previsto abonar 2,2 millones. Todo apunta a que el Consistorio se librará de pagar ese costoso «billete», y el de ejercicios venideros. Porque, como recuerda la Secretaría del Pleno en un informe de este mismo mes, la «previsible declaración por el Estado del proyectado servicio ferroviario como de “Obligación de Servicio Público” [OSP] implicaría [...] la asunción por el Gobierno central de la totalidad del déficit que pudiera conllevar» su funcionamiento.