SERVICIOS SOCIALES

Clece renuncia a la prórroga de su contrato con el Ayuntamiento de Córdoba para la ayuda a domicilio

El PP advierte de que el actual acuerdo vence el 25 de julio y cuestiona al cogobierno sobre las alternativas

Protesta de trabajadoras de Clece en el Ayuntamiento, en una imagen de archivo
Protesta de trabajadoras de Clece en el Ayuntamiento, en una imagen de archivo - VALERIO MERINO

La campaña de críticas contra Clece, que gestiona la ayuda a domicilio del Ayuntamiento de Córdoba, ha llevado a la empresa a tomar la determinación de cerrar una etapa de casi una década en la que ha mantenido su relación contractual con el Consistorio. Mediante un escrito, Clece ha informado a la delegación de Servicios Sociales de que renuncia a prorrogar el actual contrato, que cumple el 25 de julio.

Así lo ha denunciado el grupo municipal del PP, que apremia al cogobierno a informar sobre las posibles alternativas que baraja para que no peligre el servicio de la ayuda a domicilio, del que se benefician unas 2.000 personas en la capital. El portavoz del PP en el Ayuntamiento, José María Bellido, considera una «irresponsabilidad» la actitud mantenida por el Ayuntamiento, que está «poniendo en riesgo» la atención a personas dependientes.

Hay que recordar que las denuncias de las trabajadoras de ayuda a domicilio de Clece sobre sus condiciones laborales, que han sido apoyadas por grupos políticos como IU y Ganemos, colocaron a la empresa en la diana de las críticas y llevó a la delegación de Servicios Sociales a plantear una posible municipalización del servicio mediante la subrogación de sus empleadas. Algo difícil, dada la coyuntura actual de la contratación pública.

Sin embargo, la postura mantenida por IU, que dirige en Córdoba el área de Servicios Sociales con Rafael del Castillo a la cabeza, no fue impedimento para prorrogar el contrato con Clece en 2016. Ahora, la empresa de Florentino Pérez ha decidido que no quiere seguir trabajando con un Ayuntamiento que está dañando su imagen y renuncia a un contrato de 12 millones de euros. El PP ha preguntado al cogobierno si tiene un plan para subrogar a las trabajadoras antes del mes de julio (existen informes técnicos que niegan que esa posibilidad exista) o si va a licitar un nuevo pliego. A cuatro meses de la extinción de la prórroga actual, los plazos apremian.

Además, ha afeado al bipartito que no haya hecho partícipe al resto de la corporación sobre la situación de un servicio tan esencial como la ayuda a domicilio. Más aún cuando en el último Pleno municipal los grupos políticos votaron la creación de una comisión de seguimiento del contrato sin conocer todos los detalles. Sobre las condiciones laborales denunciadas por las trabajadoras, a las que el PP cree que se están dando «falsas esperanzas» desde el Ayuntamiento, Bellido ha recordado que el Ayuntamiento no ha utilizado ninguno de los mecanismos a su alcance para intervenir y no constan requerimientos de ningún tipo a la empresa. Del Castillo se ha limitado, según el portavoz popular, a «hacerse una foto en la puerta de la empresa» mientras prorrogaba el contrato.

Toda la actualidad en portada

comentarios