Un vecino observa a los operarios que realizan las obras para instalar el elevador
Un vecino observa a los operarios que realizan las obras para instalar el elevador - ROLDÁN SERRANO
TRIBUNALES ADMINISTRACIÓN

Una comunidad de vecinos consigue su ascensor tras ganar un juicio con la Junta

La sentencia obliga a la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía a cumplir con el convenio firmado en 2009

CÓRDOBAActualizado:

Condenada a cumplir el convenio firmado, más intereses legales. Éste es el fallo de la sentencia que ha dado lugar a la instalación del ascensor en la comunidad de la calle Pintor Ramírez, 5, firmado en acuerdo con la Empresa Pública del suelo de Andalucía (EPSA) -ahora AVRA-, perteneciente a la Junta. Es uno de los casi cincuenta ascensores «prometidos» por la Administración autonómica que no llegaron a instalarse.

según la sentencia, a la que ha tenido acceso ABC, la institución pública Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía debía abonar 36.455,96 euros más los intereses generados tras la fecha de la reclamación administrativa interpuesta por los vecinos. Esta cantidad corresponde al 50% de la subvención concedida, que daría comienzo a la instalación del elevador, y el pago de la otra mitad se realizaría una vez finalizado el trabajo. La ayuda total a percibir asciende a 72.911,91 euros y supone el 95% del importe total de la obra. El pago del 5% restante más el coste de las licencias correspondía a los vecinos.

Las familias hicieron pronto sus deberes, pues el ascensor no era un lujo para su vivienda, sino una necesidad. «Somos unos cuarenta vecinos y la mayoría de edades avanzadas con problemas de movilidad. Difícilmente van algunos al médico. Desde que nos concedieron la ayuda hasta que se han empezado las obras han muerto cuatro personas sin poder salir», añade Ramírez.

Un año y medio ha transcurrido desde que presentaran un recurso contencioso-administrativo en el que se «impugna la inactividad de la administración (…) por impago de la subvención de 72.911,91 euros derivada de la resolución de 15 de octubre de 2009 del Delegado Provincial de córdoba de la Consejería de Vivienda y Ordenación del Territorio y Presidente del Consejo Asesor Provincial de Córdoba en la Empresa Pública del Suelo de Andalucía (EPSA), hoy (AVRA), en el marco del convenio de colaboración suscrito entre las partes para la ejecución de las obras de rehabilitación y mejora de las dotaciones e instalaciones de los elementos comunes del edificio».

¿Dónde estaba el dinero?

En la sentencia se recoge que la Administración demandada se haya pronunciado al respecto. Si bien, detalla la sentencia, AVRA «ha manifestado haber sido siempre su voluntad la de cumplir el convenio, y que el Plan de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía 2016-2020 ha proporcionado los recursos necesarios para ello». Entonces, «¿dónde estaba el dinero?», se preguntaban ante esta exposición Ramírez y sus vecinos.

Según el presidente de la comunidad de Pintor Ramírez, 5, tuvieron que desembolsar unos 5.000 euros más por las costas del procedimiento legal. Pero para las familias «es más importante el ascensor y también que se cumpliera con lo acordado». Así que la sentencia les alivió, pues mantenía además la primera cuantía de subvención que firmaron, el 95%, cuando las nuevas concesiones que se estaban realizando oscilaban entre el 35 o 50% de ayuda.

A pesar de obligar a AVRA a hacer el pago para que dieran comienzo las obras, en el texto de la sentencia no se establece cuándo. «Y esa ha sido nuestra incertidumbre desde que conocimos a principios de este año (2017) que habíamos ganado el juicio», apunta Ramírez. Desde entonces han esperado cuatro meses la llegada de los técnicos y operarios, ya con el ingreso de AVRA en la cuenta.

Finalmente, el 20 de junio comenzaron las obras de instalación del ascensor en el edificio y los vecinos lo contemplan como una victoria. Como portavoz, Ramírez comenta: «Hemos tenido que pelear, y lo mal que lo hemos pasado, pero ¿y lo felices que estamos ahora?»