Adolfo Molina y Rosario Alarcón, los dos candidatos, conversan en la directiva del PP del lunes
Adolfo Molina y Rosario Alarcón, los dos candidatos, conversan en la directiva del PP del lunes - V. MERINO
PUGNA ENTRE DOS CANDIDATOS

José Antonio Nieto hace público su aval de apoyo a Adolfo Molina por «responsabilidad»

El expresidente de los populares cordobeses hace público en redes sociales su respaldo a su número dos hasta ahora

CÓRDOBAActualizado:

El expresidente del PP de Córdoba y actual secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, ha hecho público este viernes en su cuenta de Twitter su apoyo al aspirante Adolfo Molina, hasta ahora su número dos en la organización, de cara al congreso que el Partido Popular celebrará a nivel provincial el 3 de junio.

Y es que el congreso provincial del PP, del que debe salir un nuevo líder para los populares de Córdoba, ya ha empezado. Sí. Sí. No es ninguna errata.

Es cierto que físicamente se celebrará el 3 de junio, pero ya está abierto el periodo para recoger avalees por parte de los dos candidatos a suceder a José Antonio Nieto: el secretario general del PP cordobés y parlamentario autonómico, Adolfo Molina, y la parlamentaria autonómica (encabezó la lista por la provincia en las andaluzas de 2015), Rosario Alarcón.

Aunque el número de apoyos que hay que recabar entre los afiliados para presentarse es pequeño (90), las redes sociales ya reflejan la batalla entre los dos aspirantes.

Molina y sus seguidores son hasta ahora los que están mostrando un mejor dominio de los nuevos canales de comunicación. Organizados con las etiquetas #somoscordoba y #yoconadolfo están dejando constancia, especialmente en Twitter, del momento en que firman su aval respaldando al que hoy es «número dos» del PP de Córdoba y que es mano derecha de Nieto en el día a día de la organización.

La nómina de rúbricas encaja perfectamente con su condición de candidato que encarna la continuidad con el que fuera alcalde de Córdoba de 2011 a 2015. Nieto fue apartado de la posibilidad de seguir al frente del partido al aplicársele los nuevos estatutos nacionales de su organización (cabía la posibilidad de hacer excepciones en las incompatibilidades). De dicha aplicación ha sido partidario el líder regional del PP, Juan Manuel Moreno.

Así, por ejemplo, han sido ya varios los ediles del grupo municipal de la capital, que capitaneó Nieto hasta noviembre, cuando dejó su acta como concejal para ser secretario de Estado de Seguridad, que han firmado el aval a favor de Molina. Y han dejado constancia en las redes sociales de ello. Es el caso de Carmen Sousa, Laura Ruiz o del actual portavoz de los populares en Capitulares, José María Bellido.

Otros nombres propios del PP de Córdoba que también han mostrado en Twitter o Facebook que están con Molina son el alcalde de Cabra y valor emergente en esta fuerza política, Fernando Priego; el congresista y exalcalde de la capital, Rafael Merino; el senador Jesús Aguirre o la senadora y «número tres» del PP de Córdoba, Beatriz Jurado.

El propio Molina difundió en la jornada de ayer (día 19) un video de agradecimiento por los apoyos que está recibiendo

La otra candidata, Rosario Alarcón (se la considera cercana a la dirección andaluza del PP, aunque en su día entró en política de la mano de Nieto), también recaba sus apoyos -son visibles sobre todo a través de Facebook-, aunque no de la primera fila del PP de Córdoba. Sí hay algunas caras conocidas en esta formación en la provincia, como, por ejemplo, Carlos Malagón, quien fuera cabeza de lista del PP a las municipales en Bujalance en 2007 y 2011 (logrando acta en esos dos mandatos).

Es el caso también de Manuel Jesús Márquez, militante conocido en el PP de la Carlota, donde, por ejemplo, en 2015 ocupó el puesto undécimo de la lista de las municipales.

La propia Alarcón escribió ayer (día 19) un mensaje en su muro de Facebook en el que explicaba los motivos por los que había dado el paso de presentarse y animaba a los afiliados del PP a firmar «los avales que necesito para poder presentarme»

Entre los mensajes de apoyo que recibió, había uno de quien fue un nombre propio del PP cordobés en el pasado: Enrique Bellido.

La enorme batalla interna que se abrió en el seno de los populares en la provincia en 2002 le acabó costando la Presidencia de los populares en Córdoba. Fue fulminado por la dirección andaluza en mayo de ese ejercicio.

Bellido, que ya no pertenece al PP, dio la «enhorabuena» a Alarcón, le deseó «mucha suerte» y le dejó «algunos consejos», con sabor a la batalla política que en su día perdió.

Así, por ejemplo, le recomendó que «la organización de los equipos debe hacerse no desde la obediencia debida sino desde la idoneidad y lealtad de sus miembros para los cometidos que se les asignen». Igualmente, consideró que «la democracia interna debe imperar por encima de los intereses de grupo y representar uno de los principales objetivos de todo presidente»

Bellido (médico del Reina Sofía) terminaba con un dardo a la conversión de la política en una profesión: «Ser presidente [del PP] no debe significar jamás asegurarse un cargo retribuido, significa trabajar para garantizar que los mejores estén representando a los ciudadanos desde las siglas del PP».