Un hombre saca una foto a la elefanta Flavia en el Zood de Córdoba
Un hombre saca una foto a la elefanta Flavia en el Zood de Córdoba - VALERIO MERINO
POLÉMICA

Las «cosillas» de la «abuela» Flavia, del Zoo de Córdoba, que no incluyó Pacma en su vídeo

El Ayuntamiento y el Partido Animalista se enfrentan tras presentarla este último como «la elefanta más triste del mundo»

CÓRDOBAActualizado:

Al Ayuntamiento no le ha gustado el vídeo de Pacma (Partido Animalista contra el Maltrato Animal) en el que se denunciaba que Flavia, animal del Zoo de Córdoba, era la elefanta «más triste del mundo», dentro de una campaña de esta fuerza política a favor de una «Ley Cero», con la que propone «acabar con el encarcelamiento de animales». En dicho vídeo, se indicaba que esta paquidermo fue separada a los tres años de su familia para ser metida «en una triste jaula, donde sólo la alimentan para mantenerse viva y que alguien pueda lucrarse».

Pues bien, la edil de Medio Ambiente, Amparo Pernichi (IU), a preguntas de la prensa, le arreaó ayer, miércoles, un «trompazo» a Pacma, en el fondo y en las formas. Porque, arrancó, «Flavia no está en una jaula»: «Está en un recinto de más de 2.000 metros cuadrados. Eso de jaula tiene poco. Desde luego, no está encerrada».

Luego, explicó las peculiaridades que tiene este animal, que, parece, que, como nos ocurre a los seres humanos, con los años ha ido adquiriendo sus manías y sus cosillas. Porque esta elefanta tiene 48 años, que, para el que no lo sepa y según ha explicado Pernichi, es «una edad avanzadísima» para un elefante. «Está muy mayor», reiteró.

Aunque Flavia por su edad y por ser un animal no tenga acceso a ninguna de esas app para buscar colegas para el fin de semana o compañero de recinto, el Ayuntamiento ya ha intentado acabar con su soledad. Así lo explicó Pernichi. Señaló que en el presente mandato intentaron buscarle compañía, porque «éstos son animales gregarios y están en grupo».

Con la red AIZA (Asociacion Ibérica de Zoos y Acuarios), siguió la edil de Medioambiente, «encontramos una compañera para Flavia en Barcelona, que nos eligió como zoo objetivo, porque entendió que era donde mejor iba a estar cuidada esa elefanta».

Pero después de un estudio más profundo, comprobaron que aquella operación iba a ser como meter un elefante en una cacharrería. «AIZA nos recomendó que no la lleváramos a Córdoba, porque Flavia está muy mayor y está acostumbrada a vivir sola. Y lo que nos dijeron es que no era conveniente, porque podía haber enfrentamientos entre ellas, porque está acostumbradísima a vivir sola», explicó Pernichi.

Indicó, además, que, igual que una persona mayor que debe cuidar especialmente su estado físico, Flavia está con «un plan de enriquecimiento, de bienestar animal». «Es un programa, de entrenamiento, de cuidado de sus articulaciones», ha añadido la edil de Medio Ambiente.

Y tras las críticas de fondo, vinieron las de forma: «Si la gente de Pacma hubiera ido al Zoo y nos hubiera preguntado, igual hubiéramos tenido la oportunidad de explicarles todo esto».

Concluyó lanzando un aviso sobre una de las premisas de la actividad del espacio del que es máxima responsable: «No hay ningún animal que venga a nuestro Zoo que pueda vivir en libertad. Aquí están perfectamente cuidados». «Vienen, incluso, de vivir en condiciones totalmente indignas como los tigres que rescatamos de un cirso, que vivían hacinados en una jaula y no sabían ni sacar las uñas», ha profundizado. «Que hablen de esa manera nos parece poco respetuoso», ha dicho, dirigiéndose al Partido Animalista sin citarle.

Réplica de Pacma

Esta formación política ha respondido hoy (jueves) a la edil de Medio Ambiente. Ha asegurado que el Ayuntamiento se «burla del cautiverio» de Flavia.

Pacma ha rechazado las palabras de Pernichi, cuando asegura que la elefanta está «acostumbradísima a vivir sola» o que «no está encerrada» al disponer de una celda de 2.000 metros cuadrados.

Esta fuerza política asegura que «hemos visto a Flavia pasear de lado a lado de su celda, aburrida, deprimida. Y así lleva, en absoluta soledad, más de 40 años». Añaden que, aunque la edil de Medio Ambiente reconoce que los elefantes son animales que viven en manadas, «Pernichi es capaz de asegurar que lo mejor para este animal es vivir sola y en cautiverio».

«El cautiverio de Flavia, que el Ayuntamiento de Córdoba consiente, atenta contra la sensibilidad de una sociedad cada vez más concienciada, que rechaza el encarcelamiento de animales, y que reclama valentía a los políticos que tienen en su mano revertir esta situación», concluye Pacma.