La delegada de Medio Ambiente, Amparo Pernichi, junto a Emilio Aumente
La delegada de Medio Ambiente, Amparo Pernichi, junto a Emilio Aumente - VALERIO MERINO
FUEGO EN RECICOR

IU se desmarca del PSOE e insiste en llevarse la quema de residuos a la Campiña de Córdoba

La edil de Medio Ambiente se pregunta «qué habría pasado» si la planta de residuos estuviera en la ciudad

CÓRDOBAActualizado:

El incendio de una planta de residuos en la carretera de Guadalcázar ha avivado un debate que es permanente en el cogobierno desde la llegada de PSOE e IU al Ayuntamiento de Córdoba: la apuesta de Urbanismo por una innovación del PGOU que obligue a las industrias de tipo 4 a «mudarse» a la Campiña. Para el PSOE, el suceso ha puesto de manifiesto las serias carencias que presenta la zona en materia de prevención y respuesta a emergencias. Para IU, es un motivo más para apostar por un cambio urbanístico que aleje a las industias peligrosas del casco urbano.

La delegada de Medio Ambiente, Amparo Pernichi (IU), se pregunta «qué habría pasado si esa quema de residuos hubiera sucedido en medio de la ciudad». La concejal ha matizado que «la quema incontrolada» de plásticos y otros materiales es «infinitamente más peligrosa que cualquier tipo de valorización», que es la práctica que el Ayuntamiento quiere limitar a la Campiña y que afecta directamente a la cementera Cosmos, ubicada muy cerca del barrio de Fátima. No obstante, Pernichi afirma que «es bastante más peligroso» que un suceso como éste tenga lugar en una zona habitada.

«La innovación del PGOU da la posibilidad de sacarlo al exterior de las ciudades», esgrime, «máxime cuando hay una actividad con impacto sobre la salud tal y como indica el informe» que se aprobará en el próximo Pleno municipal como paso previo a los trámites urbanísticos pertinentes. No hizo alusión a los problemas señalados por su socio de gobierno, el PSOE, que apuesta por paralizar el proceso hasta analizar si la Campiña tiene garantías para acoger a la industria de clase 4.

La duda la puso sobre el tablero el delegado de Presidencia y Seguridad, Emilio Aumente, quien este viernes ha anunciado que el grupo municipal socialista votará «sí» al informe de impacto sobre la salud que se debatirá en una sesión plenaria extraordinaria el miércoles. Esto no quiere decir que Aumente ni el PSOE hayan dejado de lado sus reticencias sobre una innovación del PGOU que, por otro lado, nunca les ha convencido y que es una apuesta política -y una línea roja- del presidente de Urbanismo, Pedro García (IU).

«La innovación urbanística está a la espera de otro informe preceptivo y vinculante», ha recordado Aumente. Es decir, aunque los socialistas den su «sí» al informe sanitario del próximo Pleno, se reservan su postura con futuros trámites en los que IU (y Ganemos, que también apuesta por la innovación) necesitará su apoyo sacarlos adelante.