Una mujer habla ante la cochera donde se encontraron los dos cuerpos sin vida
Una mujer habla ante la cochera donde se encontraron los dos cuerpos sin vida - V. MERINO

DOBLE CRIMEN DE PRIEGOEl crimen pasional, posible móvil del doble asesinato de Priego de Córdoba

La Guardia Civil trabaja con esa hipótesis como la principal y está ahora en la cochera donde se hallaron los dos cuerpos

PRIEGOActualizado:

La Guardia Civil trabaja con el crimen pasional como principal hipótesis para explicar el doble asesinato cometido en Priego de Córdoba, según ha podido conocer este medio. Algunos vecinos de la localidad de la Subbética y fuentes de la investigación han indicado a ABC que los fallecidos, que responden a las iniciales de José Luis G.B., de 43 años y natural de Priego de Córdoba, y Juan Alberto R, de 23 y natural de Lucena, eran pareja.

De hecho, una de las líneas de investigación, abierta por el momento, que maneja la Guardia Civil, según ha podido saber este periódico, apunta a un posible crimen pasional con la implicación de un tercero, aunque no se descartan por el momento otros aspectos en el mismo rango. El caso está bajo secreto de sumario y ya podría haber algún sospechoso.

La Guardia Civil se encuentra en estos momentos de la mañana del lunes en la cochera de Priego de Córdoba, situada en la calle Gabriel Celaya (situada en las faldas del pueblo), donde ayer fueron hallados sin vida, y con numerosos signos de violencia con arma blanca, los cuerpos sin vida de José Luis G. B y Juan Alberto R..

La calle Gabriel Celaya se ha convertido en un improvisado plató, con cámaras de TeleMadrid y Telecinco y un gran número de periodistas desplazados hasta el municipio prieguense.

Vecinos del fallecido de Priego, José Luis G. B., han mostrado esta mañana su «sorpresa y dolor» por lo sucedido. Han señalado que se trataba de un hombre «bastante discreto, una persona estupendo, y nada problemático. No tenía problemas cara afuera de su casa». Otro conocido suyo ha incidido en ese mismo perfil, aunque ha indciado que hace un par de años dio un cambio en su carácter.

Han añadido que vivía junto a su madre, que es viuda -ella, destrozada, acaba de llegar al tanatorio de la localidad donde se encuentra el cuerpo de su hijo-, y que era trabajador del campo. De hecho, se encontraba empleado en una obra con cargo a los fondos del Programa de Fomento del Empleo Agrario (Profea).

Los cuerpos fueron hallados el domingo por la tarde pero los dos varones estaban desaparecidos desde el jueves. Se encontraron en el interior de una cochera de la calle Gabriel Celaya de Priego, muy cerca de la Funeraria Tanatorio Antonio Sobrados. Uno de los fallecidos, natural de Priego de Córdoba, vivía junto a su madre en la misma calle donde ha aparecido muerto.

El aparcamiento es comunitario y en él comparten espacio tanto los residentes del mismo bloque de viviendas como las plazas de alquiler, por lo que no se descarta que el prieguense tuviera alquilada la cochera en donde han aparecido los cadáveres.

La noticia ha pillado por sorpresa a algunos familiares, con los que se puso el domingo en contacto este medio y que han reconocido haberse enterado a raíz de la información adelantada por la edición digital de ABC. También ha causado extrañeza entre los responsables municipales de ambas localidades. Ambos se conocían y eran amigos en la red social Facebook.

Fuentes próximas a la investigación de los hechos confirmaron a ABC que los cuerpos presentaban varias heridas de arma blanca. Las mismas fuentes indicaron que el asunto se encuentra ya bajo secreto de sumario.

Pasadas las 19.00 horas, los cuerpos fueron levantados por orden judicial para su traslado al Instituto de Medicina Legal, donde se les va a practicar la autopsia a lo largo del día de hoy, lunes.

José Luis G. B. el viernes por la mañana ya no se presentó a trabajar. No usaba a menudo las redes sociales, ya que en su Facebook la última actualización data de diciembre del año pasado. En cuanto al joven de Lucena, al parecer no consta que tuviera antecedentes penales.