El primer teniente de alcalde, Pedro Garcia (IU), y uno de los ediles de Cs, José Luis Vilches
El primer teniente de alcalde, Pedro Garcia (IU), y uno de los ediles de Cs, José Luis Vilches - V. MERINO
JUNTA DE PORTAVOCES DEL AYUNTAMIENTO

Encontronazo en Córdoba entre el primer teniente de alcalde y el portavoz de Cs por Cruz Conde

Pedro García (IU): «Participó en un genocidio en Córdoba»

CÓRDOBAActualizado:

La memoria histórica sigue levantando ampollas en el Ayuntamiento de Córdoba, a la espera de que se apruebe el dictamen que ha propuesto elcambio de quince calles por suponer vestigios franquistas, según la comisión municipal de esta materia. La junta de portavoces ha provocado hoy un sarpullido en las relaciones entre el primer teniente de alcalde, Pedro García (IU), y el máximo responsable de Ciudadanos en Capitulares, David Dorado, que han protagonizado un encontronazo.

Un asistente a la reunión de este órgano municipal asegura que ha habido una discusión por la memoria histórica en la junta de portavoces. Indicaron que se originó después de que el portavoz de IU afeara a algunas formaciones que están «en contra de quitarle las calles a fascistas».

Esta fuente ha indicado que «Dorado le ha replicado que [José] Cruz Conde [uno de los nombres que se ha propuesto retirar] no es ningún fascista y el primer teniente de alcalde se ha puesto hecho una fiera».

Nada más acabar la citada reunión, García se dirigió al periodista de ABC Córdoba que acababa de llegar al hall de Alcaldía y, en tono rotundo, le soltó: «José Cruz Conde participó en un genocidio en Córdoba». Este periodico ha pedido hablar con los protagonistas de este enfrentamiento, sin haberlo logrado hasta ahora.

Hay que recordar que la comisión municipal de Memoria Histórica, conformada por partidos, colectivos memorialistas, el movimiento ciudadano y un experto (apoyado por un suplente) entregó en diciembre su polémico dictamen sobre los cambios en el callejero por vestigios franquistas. En él, se considera que incumplen la legislación. El punto de fricción está en eliminar vías con fuerte arraigo en la ciudadanía: avenida Conde de Vallellano, Cronista Rey Díaz y plaza de Cañero o la citada José Cruz Conde.

En cuanto a la vía dedicada al que fue alcalde de 1924 a 1926, el citado dictamenavisa de que, según su biógrafo Julio Ponce Alberca, «Cruz Conde fue el encargado de establecer la malla subversiva en Córdoba». Este autor da distintos argumentos. Otras fuentes ahondan en ese papel. Por ello, el dictamen sostiene que es «claro su protagonismo en la dimensión civil de la conspiración».

La ficha sobre esta calle introduce un matiz: es una «cuestión sujeta a interpretación si su concepción del golpe que se preparaba se ajustaba más al pronunciamiento primorriverista, de 1923, con planteamientos regeneracionistas, antiparlamentarios o autoritarios, que al levantamiento fascista y represivo que tuvo lugar».

El documento no alude a la parte de los diarios que elaboró el exregidor en la Guerra Civil —la pasó en Madrid refugiado en embajadas y murió poco antes de que finalizara la contienda— en la que era crítico con Franco o hablaba con neutralidad de los dos bandos.