Lucas de Écija , durante una entrevista concedida a ABC Córdoba en 2015
Lucas de Écija , durante una entrevista concedida a ABC Córdoba en 2015 - V. MERINO
FLAMENCO

Fallece el cantaor Lucas de Écija, padre de Paco Jémez

El artista flamenco, cordobés de adopción, ha fallecido a los 88 años

CÓRDOBAActualizado:

Francisco Crespo Aguilar, conocido como Lucas de Écija, ha fallecido a los 88 años. La noticia sobre la muerte del padre del entrenador de la UD Las Palmas, Paco Jémez, fue conocida anoche, tras finalizar el partido de Liga en el estadio Gran Canaria.

Una de las grandes voces del flamenco se ha apagado dejando una historia irrepetible junto a los grandes del cante jondo, desde Juanito Valderrama a Manolo Caracol. «Luquitas», como le llamaban, nació en Écija en 1931 pero era cordobés de adopción; las milicias lo desplazaron a Córdoba, donde se licenció. En una entrevista concedida a este periódico, realizada por Aristóteles Moreno, contaba que trabajó «cantando en la Judería treinta años. Entones, el ambiente era una maravilla, una feria».

El artista flamenco declaró en ese mismo encuentro que estaba «muy orgulloso» de su hijo, exfutbolista del Córdoba CF y de la selección española de fútbol, aunque actualmente desempeña su puesto en los banquillos de la UD Las Palmas. Fue el propio club amarillo el que hizo pública la noticia del fallecimiento del cantaor.

Después de su etapa en Córdoba, a principios de los sesenta, Lucas de Écija se fue a Madrid, invitado por un amigo suyo cantaor, para hacer unas cuantas noches y se quedó tres años. Por los mismos motivos también paso otra temprada en Puerto Rico. Según contó a Moreno, llegó a coleccionar «cinco pasaportes llenos» con estancias en Estados Unidos, Japón, Grecia...

Lucas de Écija ya forma parte de la historia inmemorial del flamenco noble y auténtico.