Presentación de la fundación
Presentación de la fundación - Rafael Carmona
Investigación y cultura

Una fundación tratará de conseguir fondos para rehacer la sede de la Real Academia de Córdoba

De igual modo, la idea es lograr que este organismo deje de depender de las subvenciones públicas

CórdobaActualizado:

Al llegar a la calle Ambrosio de Morales desde la del Reloj reciben una puerta señorial, una portada neoclásica y un letrero: Real Academia de Córdoba. La fuerza de la costumbre invita a pensar que allí dentro se puede hablar de historia, avances científicos, leyes o literatura, pero desde hace una década aquello esa casa esta vacía y los miembros de la institución buscan acomodo en otros lugares, a la espera de conseguir fondos para poder reconstruir la sede según el ambicioso proyecto que supondría además ampliarla con la casa contigua.

Para gestionar los fondos destinados a este fin, la institución presentó ayer la Fundación Pro Real Academia de Córdoba, que buscará canalizar las ayudas con el fin de poder llevar a cabo las obras de su sede. El director de la Real Academia, José Cosano, explicó que la institución vive sobre todo de las subvenciones públicas, pero estas siempre tienen un carácter finalista, es decir, se tiene que justificar que el dinero se destina a aquello por lo que se pide. No es fácil entonces para un proyecto que todavía no tiene fechas y que dependerá del momento en que se cuente con fondos suficientes.

Miembros del patronato

Para eso se ha creado esta fundación, que con arreglo a la ley sí podrá recibir aportaciones que se acumularán y después podrán ayudar a conseguir el objetivo de la reconstrucción del edificio. Como explicó José Cosano, los miembros del patronato serán la Junta Directiva de la Real Academia de Córdoba y él mismo actuará como presidente, según se ha fijado en los estatutos.

La nueva Fundación Pro Real Academia ha establecido distintas figuras, como protectores, benefactores y amigos, según la colaboración económica que de forma voluntaria realicen para financiar la actividad de la casa. El objetivo fundamental, explicó José Cosano, es que «dar perdurabilidad a la Real Academia y hacerla sostenible en el futuro». Es decir, conseguir que disponga de fondos para desarrollar su actividad de investigación, edición y fomento de la cultura y la investigación sin necesidad de depender siempre de las subvenciones de las instituciones públicas.

José Cosano recalcó además el «compromiso de transparencia social» con que se ha llevado a cabo la creación de esta nueva fundación que apoyará en su labor a la institución cultural.