Fachada principal del Palacio de los Páez, sede del Museo Arqueológico de Córdoba
Fachada principal del Palacio de los Páez, sede del Museo Arqueológico de Córdoba - VALERIO MERINO
CULTURA

El Gobierno restaurará este año la fachada y el torreón del Museo Arqueológico de Córdoba

Destinará 500.000 euros al arreglo parcial del Palacio de los Páez, cerrado desde 2011 y en un estado deficiente

CÓRDOBAActualizado:

El Gobierno central tiene previsto acometer este año una primera tanda de actuaciones para empezar a saldar una cuenta que tiene pendiente desde hace años: la restauración del Palacio de los Páez de Castillejo, sede del Museo Arqueológico de Córdoba. En concreto, según informaron fuentes del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, se destinará una partida presupuestaria aproximada de 500.000 euros para reformar la fachada principal y el torreón del edificio, que lleva seis años cerrado y que requiere de una restauración completa y muy costosa.

Aunque el Museo Arqueológico de Córdoba está gestionado por la Junta de Andalucía, su propiedad es estatal. Durante los años de duros ajustes económicos se esquinó el arreglo del edificio, que se encuentra en un delicado estado de conservación, hasta que en 2015 el Gobierno anunció el inicio de un estudio de diagnóstico para su restauración. Entonces la previsión era que se empezara a actuar en 2017, pero con una cantidad bastante superior a la ahora anunciada: tres millones de euros y la misma cantidad para el siguiente ejercicio. El medio millón que prevé gastar ahora Cultura será la continuación para un proceso complejo, en lo económico y en lo material, que hunde sus raíces casi dos décadas atrás.

Este inmueble del siglo XV ha sido la sede del Arqueológico desde 1867 y hasta que terminó su ampliación, en un edificio anexo de nueva planta donde se ubica actualmente la colección permanente. En la década de los 90, el deficiente estado de conservación del Palacio de los Páez y su incapacidad material para acoger todos los fondos del museo llevó a la redacción de un proyecto que contemplaba la construcción de este nuevo edificio y la restauración del viejo. La primera fase terminó en 2011, cuando se inauguró el actual museo y desde entonces está dividido en dos partes. La antigua permanece cerrada, a la espera de una profunda y necesaria rehabilitación.

En concreto, según apuntó el Ministerio de Cultura, en 2017 se actuará sobre una de las zonas más conflictivas del antiguo Palacio: su fachada principal, que da a la plaza de Jerónimo Páez y fue diseñada por Hernán Ruiz II en 1540 tras una reforma del edificio original. Los desprendimientos en este pórtico renacentista hicieron saltar las alarmas y la puerta se cubrió con una red protectora. También está previsto acometer la rehabilitación del torreón del antiguo Palacio. Sin embargo, estas no son las únicas patologías que presenta el edificio. Las estimaciones que hicieron en su día los arquitectos apuntaban a una intervención compleja. Uno de sus muros de carga está hecho en barro, algo que era típico en la época, y que puede complicar su rehabilitación.