Top

OCIO Y CIENCIA

Lugares de Córdoba para contemplar las estrellas

Ruta selecta por rincones donde mirar al cielo es una gozada con sello de «excelencia»

AnteriorSiguiente
  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. 4
  5. 5
Navegue usando los números

Los Llanos de Espiel

Visión del cielo estrellado en los Llanos de Espiel- ABC

Resulta que en Espiel, en Sierra Morena, se encuentra uno de los mejores puntos del país para contemplar el cielo nocturno y, por supuesto, las estrellas, ya sean fugaces o fijas en su propio espacio a millones de años-luz de la Tierra, Y es que los Llanos de Espiel tienen un excelente ubicación y una muy escasa contaminación lumínica para la práctica de esta actividad. En concreto, se trata de uno de los mejores puntos para observar la magnificencia de la Vía Láctea durante el verano.

Hay que tener en cuenta que la cordillera de Sierra Morena, que se extiende por las provincias andaluzas de Huelva, Jaén, Sevilla y Córdoba, cuenta con la certificación internacional de Reserva y Destino Turístico Startlight.

Un amparo de la Unesco y la Unión Astronómica Internacional, que acredita a los lugares que se comprometen a mantener un cielo sin contaminación lumínica. Y, además, se convierten en buenos destinos para este tipo de turismo. Una de las condiciones requeridas para ello es contar como mínimo con un 50% de días despejados a lo largo del año.

En concreto, este punto está saliendo del municipio espeleño por la N-502, a tres kilómetros del cruce junto al cementerio local, y poco antes del kilómetro 388, donde se abre una gran explanada sin árboles con una bóveda celeste completamente abierta conocida como Los Llanos.

Es un excelente punto al que acudir las noches de agosto para deleitarse con las estrellas fugaces tan frecuentes en estas fechas. Es también uno de los sitios más recomendados para quedar con un grupo de aficionados e instalar los telescopios, es fácil aparcar, de cómodo acceso, amplio y completamente llano.

Valle de Los Pedroches

El «Ojo de Dios», NGC 7293 o «Nebulosa de la Helix» vista desde Los PedrochesOjo de Dios. NGC 7293 o Nebulosa de la Helix- CIT Los Pedroches

El Valle de Los Pedroches cuenta con una inmensa extensión con innumerables espacios abiertos libres de vegetación (árboles) y de contaminación lumínica para la perfecta contemplación de planetas y soles por la noche. Hasta tal punto es así que la comarca, a través del Centro de Iniciativas Turísticas (CIT), está inmersa en el proyecto de buscar una acreditación que determine la excelencia de su cielo y, además, permita poner en valor la protección y conservación del mismo.

Concretamente, se trata de la iniciativa Starlight que ya tiene la Sierra, con la idea de fomentar el turismo astronómico en el norte de la provincia de Córdoba, aprovechando que se trata de una de las comarcas con menos contaminación lumínica de Andalucía. Un proyecto que, dentro de su campaña para lograr la certicificación, ha llegado a presentarse incluso en la pasada edición de la Feria Internacional del Turismo de Madrid, Fitur.

Y es que los cielos nocturnos del Valle de Los Pedroches permiten contemplar las estrellas como en pocos sitios, no sólo porque hay zonas altas que protegen la extensa zona de las luces de la capital califal o del cercana Puertollano, en Ciudad Real, sino que, además, posee un clima seco que evita la formación de brumas nocturnas y buena parte del año mantiene sus cielos despejados.

Cámping de Villaviciosa de Córdoba

Imagen del cámping de Puente Nuevo, en Villaviciosa- Archivo

Sierra Morena se ha convertido en una gran reserva astronómica y uno de los destinos de referencia en el panorama nacional en materia de astro-turismo. Y dentro de ese amplio emplazamiento destaca la localidad de Villaviciosa.

De hecho, en el cámping de Puente Nuevo, ubicado en su término municipal, se celebró en marzo de 2014 la primera «Star Party» de Sierra Morena. Y se eligió ese emplazamiento porque allí se han registrado medidas de 21.5 mag/seg arc2 durante un muestreo lumínico y, por tanto, supone es un excelente lugar con unas infraestructuras espléndidas para la realización de actividades de este tipo.

Se complementa, además, con la posibilidad de practicar senderismo interpretativo, talleres infantiles, anillamiento de aves, observación de fauna y práctica de actividades náuticas en el pantano.

Los Villares

La zona de Los Villares es ideal para avistar el cielo de noche- Archivo

En agosto del pasado año, el Centro de Visitantes del parque periurbano de Los Villares, en la capital cordobesa, acogió una actividad bajo el título «Senderismo y Las Perseidas en Los Villares: Una gran experiencia», que tuvo buena acogida entre el público y muy probablemente volverá a repetirse este año. Pero eso viene a demostrar que también ese espacio enclavado en la Sierra cordobesa es ideal para la contemplación del cielo nocturno.

En esta ocasión, se puede practicar de forma individual o en grupo, si bien la contratación de este programa estuvo acompañada de monitores que explican los que los espectadores (no deja de ser un grandioso espectáculo natural), armados con potentes punteros de luz que dan la sensación de alcanzar la bóveda celestial, todo lo que ven y animan a «cazar» estrellas fugaces, ya sean Persidas o Hepérides.

La actividad dura unas cuatro horas, de 21.00 a 01.00 horas, e incluye una visita al Centro de Visitantes de Los Villares y el Centro de Especies Irrecuperables, un paseo de senderismo nocturno de dificultad baja con narraciones de mitos y leyendas y el propio visionado de las constelaciones, 5 euros (tres si se es menor de 12 años).

Parque de la Sierrezuela (Posadas)

Parque de la Sierrezuela, en Posadas- ABC

En la localidad de Posadas ya existe tradición de salir al campo a contemplar el cielo nocturno desde hace 16 años. Una actividad que viene organizando el Ayuntamiento de Córdoba con la colaboración de la Agrupación Astronómica de Córdoba, que, con la excusa de contemplar las Hespérides o las Perseidas en época estival, aprovechan para pasar una larga velada al aire libre en comunión con el Universo. Y la gente del lugar sabe responder con una afluencia masiva.

Comenzó la actividad en las Cuestas de Torrocotoco (en una finca privada del mismo nombre), que estaba situada en la carretera de Posadas-Villaviciosa, a 8,7 kilómetros del municipio y muy próximo al Parque Natural de la Sierra de Hornachuelos. Pero de un tiempo a esta parte, se ha optado por trasladar la observación nocturna de estrellas al Parque de la Sierrezuela, ya que el anterior emplazamiento es de índole privada y ya no se permite la entrada.

El parque periurbano de la Sierrezuela se ha convertido, además, en un centro de ocio tanto para los habitantes de la comarca de la Vega, donde se emplaza Posadas, como de la capital cordobesa, como nueva zona de celebración de peroles, rutas de paseos campestres y actividades de multiaventura, turismo activo, actividades formativas, puentes y tirolinas a través de la empresa Posadas Aventura.

Tanto en el anterior lugar como en el nuevo, ambos en zonas elevadas, la visibilidad de astros y estrellas es correcta, por la ausencia de brumas y cielos claros despejados, si bien los expertos preferían la finca de Torrocotoco, ya que se encontraba más alejada del núcleo urbano y la luz artificial era menos molesta.

AnteriorSiguienteToda la actualidad en portada

comentarios