Vendedores y compradores en las instalaciones de Mercacórdoba
Vendedores y compradores en las instalaciones de Mercacórdoba - VALERIO MERINO
MUNICIPAL

Mercacórdoba se juega los mercados

La pena pedida por el fiscal obligaría a romper durante un año y seis meses la encomienda de gestión de las plazas de abastos de Córdoba

CÓRDOBAActualizado:

La petición de la Fiscalía de que se condene a Mercacórdoba por plagio ha abierto posibilidades complicadas tanto para la empresa de capital mayoritariamente municipal como para el Ayuntamiento de Córdoba. El Ministerio Público, además de una sanción de cien mil euros, reclama que la sociedad mercantil sea condenada a un año y seis meses sin contratos públicos ni posibilidad de recibir beneficios fiscales y ayudas públicas. De llevarse a cabo esta petición en su totalidad, una de las posibilidades que existen si hay una condena, el Consistorio cordobés se quedaría sin el actual gestor tanto de la red de mercados de abastos como de las acciones para incentivar el comercio vecinal que se llevan a cabo desde la avenida de las Lonjas.

La encomienda de gestión es la figura por la que el Ayuntamiento de Córdoba contrata con una empresa u organismo autónomo de su propiedad aquellos servicios que considera que se deben realizar desde el sector público. Desde hace varios años, Mercacórdoba lleva la dirección de todos los procedimientos de la red de mercados de abastos. Así, se hace cargo de la apertura, limpieza, cobranza de las tasas a los placeros, política de comunicación e innovaciones de carácter comercial. La entidad ha llevado a cabo programas de modernización para abrir por las tardes o iniciar incipientes programas de reparto a domicilio con el que dotar a los mercados.

Problemas

La situación ha encendido las alarmas ante una coyuntura que puede poner en problemas a Mercacórdoba y al conjunto de la red de centros. Un año y seis meses sin poder recibir bonificaciones ni fondos del Estado puede suponer daños serios. La empresa dispone, por ejemplo, de un centro formativo propio destinado a impartir cursos relacionados con la alimentación o la manipulación de productos. Es habitual, además, que como empresa pública reciba fondos de las administraciones o de la Unión Europea cuando acomete algún tipo de inversión que, durante el tiempo máximo que reclama la Fiscalía, quedaría absolutamente prohibidos.

Hasta el momento, los representantes legales de Mercacórdoba se han negado a realizar cualquier tipo de acuerdo extrajudicial con la empresa que los ha acusado de plagiar un proyecto de ingeniería. Los hechos, sin embargo, son tozudos y contudentes. Las distintas fuentes consultadas aseguran que hay pocas, muy pocas, posibilidades de que la copia realizada en 2012 no sea una verdad judicial en este breve plazo de tiempo. Otra cosa es que la responsabilidades sean solo del entonces gestor de la firma o de la empresa municipal en conjunto. La Fiscalía ha optado por una petición prudente de penas. Por ejemplo, no reclama ninguna responsabilidad a los miembros del consejo de administración que, en 2012, bajo el mandato del Partido Popular, tenían el mandato de gestionar la empresa.

El ánimo de la empresa pasa ahora por una negociación extrajudicial

Ayer mismo, los responsables de Mercacórdoba reunieron al consejo de administración de manera extraoficial para darles información de primera mano de cuál es la coyuntura y qué posibilidades se abren. Fuentes consultadas reconocen que el ánimo de la empresa pasa ahora por una negociación extrajudicial con el objetivo de reconocer el daño causado a la consultora a la que, presuntamente, se le plagió el proyecto . El problema radica en que ya puede ser tarde. Al haberse demorado una solución negociada, ahora ya no solo depende de que los abogados de ambas empresas alcancen un pacto sino que el fiscal que ha calificado los hechos dé su visto bueno para una iniciativa que tendría que autorizar, en última instancia, el juez.