El presidente de la Sociedad de Cazadores de Hornachuelos
El presidente de la Sociedad de Cazadores de Hornachuelos - ABC
CINEGÉTICA

El objetivo de la Sociedad de Cazadores de Hornachuelos: una caza asequible y familiar

La entidad se ha marcado el objetivo de acercar la actividad al conjunto de la población

CÓRDOBAActualizado:

La Sociedad de Cazadores de Hornachuelos se ha marcado un objetivo: acercar la cacería al pueblo. «Nuestro objetivo es fomentar la caza social» desde un municipio que es «una de las cunas de la caza en España», explica su presidente, Manuel Román Muñoz. Una cacería más barata, en la que se montea en terrenos públicos, asequible para todos y de la que pueda disfrutar toda la familia. «En nuestras monterías sociales puede participar cualquier persona del pueblo, no es necesario tener un alto poder adquisitivo», explica.

De ahí que el perfil de sus socios sea muy heterogéneo. «Una persona normal, honrada y de todas las edades», resume Román. De los cerca de 200 socios que forman parte de la Sociedad «ya hemos quitado de enmedio a algunas personas problemáticas, que no representan los valores del buen cazador, y ellos mismos se han dado cuenta que no tienen cabida en este grupo».

La Sociedad de Cazadores de Hornachuelos tiene la adjudicación de los montes públicos Pedrejón Alto y Torilejos, que pertenecen a la Junta de Andalucía. «Pagamos anualmente un canon por gestionar el tema de la caza, es decir, nosotros nos hacemos cargo de la guardería de las fincas y de su control cinegético», asegura Román, que lleva cuatro años al frente de la sociedad con su junta directiva.

Durante este espacio de tiempo, «nos ha ido bien económicamente». El objetivo no es el lucro. Basta con hacer la actividad lo suficientemente productiva para mantener a los trabajadores, un administrativo y tres guardas. «Con llegar a fin de año sin deber nada y con un remanente para afrontar los meses que no tenemos ingresos nos conformamos», afirma.

Esta temporada está previsto que en la Sociedad se gestionen nueve monterías, pero no se restringen a la caza mayor. «También somos muy activos en caza menor. Tenemos este año 20 días para el pájaro perdiz, y además tenemos cedida una finca de unos socios nuestros para la caza del zorzal, el conejo y la paloma», explica el presidente.