Las ocho mujeres del mundo de los negocios o de la universidad entrevistadas por ABC - ABC
MUJER TRABAJADORA

Ocho emprendedoras y directivas de Córdoba que conquistan la cima de las empresas

Reclaman el valor de la empatía femenina como un activo para estar al frente de compañías y más conciliación laboral

CÓRDOBAActualizado:

Una para todas y todas para una. Ocho mujeres de Córdoba con puestos de responsabilidad en sectores diversos de la economía, muchas de ellas madres y todas entre los cuarenta y los cincuenta y pocos años, presentan sus credenciales profesionales en el día en el que la sociedad conmemora el día del trabajo femenino con la convocatoria de una huelga como telón de fondo... o como elemento principal. Con más razones que estridencias, los testimonios de directivas del mundo privado y público basan su valía en una dedicación y un esfuerzo entusiastas a lo que hacen, en la calidad de su formación, al tiempo que demandan más sensibilidad a la administraciones y a las compañías hacia la conciliación familiar.

Susana Moreno
Susana Moreno-ABC

En algo en lo que coinciden es que la mirada de la mujer es muy conveniente para el desempeño de cargos de responsabilidad en las organizaciones empresariales. Lo explica con agudeza Susana Moreno, que es la gerente de Arfe Asociados /Agencia AXA de Seguros e Inversiones: «Creo que hay empresas que ponen en alza valores donde la mujer destaca, como son la visión periférica, la empatía y la alta capacidad para trabajar en equipo, algo muy importante para un consejo de administración y fruto de ello son los resultados que las mismas están obteniendo al incorporarlas a puestos de responsabilidad». Este concepto de «visión periférica» es frecuente en las respuestas que las reflexiones de las ocho entrevistadas por este periódico.

Rosa Melero.
Rosa Melero.-ABC

La directora de Loyola Executive Education, Rosa Melero, realiza la siguiente argumentación: «Nosotras estamos entrenadas en la comunicación, sabemos dialogar y relacionarnos; estamos más dispuestas a compartir información, a dar apoyo; a colaborar para crear un buen ambiente de equipo; a negociar en lugar de enfrentarnos abiertamente en una situación de conflicto; a utilizar nuestra intuición y empatía como modos eficaces de resolver problemas; a manejar procesos de cambio y tolerar incertidumbres y ambigüedades».

María José Rubio
María José Rubio-ABC

En esta misma dirección apunta María José Rubio, que es la directora de la firma York Tefl, con actividad en el campo de idiomas. «La empresa quiere y necesita del talento de la mujer pero no puede cargar con toda la responsabilidad, por eso creo que es necesaria la implicación de la administración y la aprobación de medidas que ayuden a las empresas», suscribe esta profesional de 48 años es además la secretaria general de la Asociación de Fabricantes y Empresas de Servicios de Córdoba y que colabora, como la mayoría de las personas que han dan su punto de vista en este reportaje, en el Foro de Mujeres Directivas y Empresarias de Córdoba. «Porque, sí, la brecha salarial existe; viene motivada fundamentalmente por la condición de mujer y madre, por la necesidad de conciliar, la elección de trabajos a tiempo parcial y las interrupciones en la carrera profesional», resalta Rubio.

Blanca Torrent
Blanca Torrent-ABC

Coincide con ella Blanca Torrent, directora general y consejera delegada de Aceitunas Torrent. «Decir que no existe brecha salarial sería un error, el problema es entender qué y por qué existe esa brecha. El hecho es que salimos de la universidad más mujeres, más de la mitad de licenciados son mujeres y sus expedientes académicos son los mejores. Desde las empresas hay un reclamo por perfiles tecnológicos, técnicos… ¿dónde estamos?», se pregunta quien en madre máster de Alta Dirección de Empresas Líderes por el Instituto Internacional San Telmo, entre otras credenciales.

La directora de Etsiam
La directora de Etsiam-ABC

¿Las dificultades a las que se enfrentan las mujeres son las mismas en el sector público que en el privado? No. Hay diferencias. La directora de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica y de Montes de Córdoba (Etsiam),Rosa Gallardo, razona que «si bien la brecha salarial existe no está presente en el ámbito en el que yo desarrollo mi profesión, en la Universidad, porque he de reconocer que nunca he sentido dificultades para avanzar en mi profesión por el hecho de ser mujer, me he sentido respetada, escuchada y apoyada».

Eva Contador, sin uniforme con trabajadores sanitarias
Eva Contador, sin uniforme con trabajadores sanitarias-ABC

Otra pregunta que es clave en este debate es la de si hay igualdad real entre géneros en el mercado de trabajo. Eva Contador, que se encuentra al frente de la empresa Medical Service que ella creó, es de la opinión de que «se ha avanzado mucho pero aún queda camino que recorrer, creo que aún falta una generación para que sea una aceptación total». Porque, a juicio de esta profesional que empezó su andadura profesional con 18 años en Radio-Taxi, «a la hora de sentarte en los despachos aún te encuentras ciertas reticencias: es un hecho que a día de hoy sigue habiendo una grancontradicción entre que son las mujeres las que más se forman y que luego son los hombres los que más puestos de responsabilidad obtienen».

Amalia Sáez
Amalia Sáez-ABC

De acuerdo se muestra Amalia Sáez, la subdirectora del Hospital La Arruzafa, que tiene 41 años recién cumplidos. «Considero que la mentalidad de la sociedad no ha cambiado todo lo que debería y, aunque los últimos datos muestran una ligera tendencia hacia la igualdad entre hombres y mujeres, aún queda mucho camino por recorrer», sostiene. «La conciliación laboral es un problema que a día de hoy no se ha resuelto», apostilla.

Ana Sánchez.
Ana Sánchez.-ABC

Ana Sánchez, nacida en 1978 y desde 2005 directora de Adecco en Córdoba, cree que las empresas tienen una responsabilidad en la consecución de la igualdad real. «Debemos generar las condiciones para lograr una equidad. Esto implica adoptar a la diversidad como estrategia empresarial y facilitar condiciones de flexibilidad para conciliar vida personal», sostiene.