POLÍTICA

El PP de Córdoba crea la figura de presidente de honor

El nombramiento dependerá del primer comité ejecutivo que haya tras el congreso pero todo apunta a que será Nieto

Adolfo Molina abraza a José Antonio Nieto en una reunión ejecutiva del PP
Adolfo Molina abraza a José Antonio Nieto en una reunión ejecutiva del PP - VALERIO MERINO

El Partido Popular de Córdoba creará en el próximo congreso provincial la figura de presidente de honor, un cargo que no formaba parte del organigrama y que ahora cobra sentido tras los impedimentos para que José Antonio Nieto se presente a la reelección.

Ya ha habido voces que consideran que el secretario de estado tiene que ser designado para esta tarea concreta e incluso el futuro presidente, Adolfo Molina, asegura que Nieto es el idóneo para el cargo. Su nombramiento dependerá del primer comité ejecutivo que se celebre tras el congreso y quien ostente esta condición formará parte del principal órgano de decisión del partido.

La ponencia organizativa, redactada por un equipo de seis dirigentes, crea los nuevos distritos locales de la capital, donde el PP no tiene estructura pegada al barrio. La organización local dependerá de un área de la dirección y cada distrito se formulará en función de los límites geográficos marcados por el Ayuntamiento de Córdoba para estas entidades de representación vecinal.

La dirección podrá crear específicamente alguno por razones de interés político que se salgan de esa lógica geográfica. Además, el futuro presidente dispondrá de un gabinete de presidentes locales de municipios que ayudarán en la toma de decisiones.

Ideológicamente, el PP sigue en su línea de denominarse centro reformista y cristiano, en la línea de lo aprobado por los congresos nacional y regional. Reclama una mayor apuesta social por medio de una política clara para evitar los desalojos, apostar por el desarrollo económico y el crecimiento cultural.

Toda la actualidad en portada

comentarios