La edil del PP Laura Ruiz, durante una reciente comparecencia
La edil del PP Laura Ruiz, durante una reciente comparecencia - ABC
DECISIÓN DEL PLENO

El PP recurrirá cualquier paso que dé el Ayuntamiento de Córdoba para cobrar el IBI a la Iglesia

Los populares desvelan que el Consistorio deberá devolver 438.000 euros de una ayuda para eficiencia energértica

CÓRDOBAActualizado:

La edil del PP en el Ayuntamiento de Córdoba Laura Ruiz ha comparecido esta mañana para lanzar dos mensajes rotundos: los populares recurrirán cualquier paso que pudiera dar el gobierno municipal para el cobro del IBI a la Iglesia y, además, ha revelado que el Consistorio perderá 438.000 euros de una ayuda de la UE a fondo perdido para eficiencia energética.

Ruiz ha expuesto la posición del PP después de que el Pleno del Ayuntamiento de Córdoba aprobara ayer, con los votos a favor del cogobierno PSOE-IU y Ganemos, un texto en el que se defiende que la Iglesia pague el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), la principal vía de ingresos tributaria del Consistorio.

La postura de los populares es que «recurriremos cada paso que el gobierno municipal dé en este sentido». Ha recordado que es la misma advertencia que han realizado cada vez que el bipartito PSOE-IU ha anunciado que pretendía gravar este impuesto para viviendas vacías. Los populares, en ese caso, han advertido de que no había base normativa para ello -de hecho el gobierno local no ha activado el recargo-. Y en la misma línea se mueven con el cobro del IBI a la Iglesia. En el PP aseguran que «dudamos de la legalidad» de que se gire ese tributo a la Iglesia.

Ruiz ha lamentado que el gobierno municipal «ataque y no respete a una amplia mayoría social, que se ve representada por la Iglesia». Ha denunciado que, de aplicarse la medida aprobada por el Pleno, se le exige el pago de este tributo por «residencias, centros escolares, entidades de asistencia social o comedores sociales». «Afectaría al tercer sector de lleno, y a la importante labor social de la Iglesia», ha advertido.

Ha augurado que, si se lleva a la práctica el acuerdo de ayer, «un sector importante de la ciudad dejará escuchar su voz», dando por hecho que también habría recursos desde colectivos ligados a la Iglesia si se les cobra el IBI. En una vertiente más política, ha asegurado que «los apoyos que hacen los socialistas a IU y Ganemos [sustenta al bipartito desde la oposición] les pasará factura electoral». «Deberían pensar mucho más dónde se mete», ha concluido sobre esta cuestión.

«Pésima gestión»

Ha revelado, además, que el gobierno municipal ha generado «un nuevo quebranto económico» a las arcas municipales. Ello se debe a que tendrá que devolver por su «pésima gestión» aproximadamente 438.000 euros al Fondo Europeo de Eficiencia Energética. Ha precisado que ese dinero corresponde a una subvención a fondo perdido de la UE de 640.000 euros para desarrollar un estudio energético en toda la ciudad, que se obtuvo el pasado mandato, con el PP aún en la Alcaldía.

Debía elaborar una auditoría potente que estudiará no sólo el alumbrado público, sino también medidas para los edificios municipales como instalación de placas fotovoltaicas o medidas para mejorar el Centro de Procesamiento de Datos -las tripas informáticas del Ayuntamiento-.

Ruiz ha asegurado que «se lo dejamos en bandeja» a los nuevos rectores de Capitulares, que asumieron los mandos del Consistorio en junio de 2015. «Lo único que debían hacer es un plan director y llevar a cabo una serie de medidas que se apoyaran en la auditoria, por un valor mínimo de cinco millones», ha ahondado.

Pero su «incapacidad» ha hecho que no puedan justificar ni la citada cantidad, pese «a tener tres años para desarrollar las actuaciones». Por ello, el Ayuntamiento tiene «un requirimiento por burofax, donde el abogado del Fondo Europeo de Eficiencia Energética le indica que tiene que devolver aproximadamente 438.000 euros».