La «influencer» Dulceida, una de las reinas de Instagram
La «influencer» Dulceida, una de las reinas de Instagram - ABC
INVESTIGACIÓN

Las redes sociales perjudican la autoestima de los jóvenes, según la Universidad de Córdoba

Un estudio revela que las mujeres son más propensas a ver alterada su autopercepción con redes como Instagram

CÓRDOBAActualizado:

Un estudio de la Universidad de Córdoba ha revelado que las redes sociales tienen una incidencia directa sobre la autoestima de los jóvenes, sobre todo de las chicas. Según esta investigación, los problemas de baja autoestima son mayores cuanto más frecuente es la conexión y el tiempo de exposición a redes como Instagram.

Así se desprende del estudio de un equipo de investigación formado por Pilar Aparicio, María del Pilar Martínez, Alberto Perea y Manuel Vaquero, que han comprobado cómo estos efectos son más acusados entre las mujeres. Los estereotipos de belleza que promueven los vídeos e imágenes en redes como Twitter, Instagram, Youtube y Facebook tienen una repercusión directa en la autoestima de los jóvenes.

Para obtener resultados, se diseñaron unas encuestas sobre autopercepción de la imagen corporal dirigidas a una muestra del alumnado de la Universidad de Córdoba con edades comprendidas entre los 18 y los 25 años. A pesar de que las mujeres encuestadas consideraban que la imagen femenina de los vídeos e imágenes publicitarias es extremadamente estereotipada e inclinada hacia una delgadez extrema, a la hora de señalar cuál era su imagen deseada su respuesta se acercaba bastante a esa imagen prototípica.

Las mujeres parten de una menor autoestima

Aunque se observó que los hombres también buscaban asemejarse más al cuerpo musculoso que se visualiza en la publicidad, su preocupación por llegar a ese «ideal» no era tan significativa. La diferencia parece residir en que, en el caso de la mujer, se partía de una menor autoestima, y la constante exposición a esas imágenes de las redes implica un deterioro mayor en la autopercepción y una necesidad de modificar su imagen.

Por último, y conectando la baja autoestima con los desórdenes alimentarios, los investigadores de la Universidad de Córdoba consultaron a un grupo de profesionales de la salud y de la enfermería sobre la actualidad de esos desórdenes. Según los expertos, estos trastornos han aumentado y la publicidad es un factor de riesgo, con un valor de 4,60 puntos sobre una escala de 5.