Top

MOVILIDAD

La ruta de los bandazos del Ayuntamiento de Córdoba por la peatonalización de la calle Capitulares

Lanza su tercera propuesta de tráfico para el Centro en nueve meses, con una primera fase a activar tras Semana Santa

AnteriorSiguiente
  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. 4
Navegue usando los números

Doble sentido y tráfico restringido

Aspecto de Capitulares antes de su reforma integral- ARCHIVO

Nuevo volantazo del cogobierno PSOE-IU en la ordenación del tráfico en el Centro a cuenta de la peatonalización de Capitulares, tras su reforma. Después de toparse con las críticas de vecinos de esta zona, movimiento ciudadano y taxistas, el bipartito anunció ayer que enmienda el plan que lanzó hace un mes, si bien era un planteamiento abierto a propuestas y no se ha llegado a aplicar. Ahora, manteniendo el cierre a cal y canto de la céntrica vía, plantea modificaciones en la circulación en dos fases.

El bipartito está protagonizando un siniestro en tora regla con una cuestión que parecía tener encarrilada a finales de junio, a algo más de un mes de que arrancara la remodelación de la calle Capitulares. El diseño previsto era que quedara semipeatonalizada con dos carriles: uno para residentes y otro para taxis y autobuses.

Un volantazo contestado

Un autobús gira en la calle Capitulares tras abrirse al tráfico sus esquinas el 3 de enero- ARCHIVO

El edil de Movilidad, Andrés Pino (PSOE), reveló el 30 de diciembre un tremendo bandazo de la postura municipal: Capitulares iba a ser «totalmente peatonal». Matizó que la decisión final sobre si se acabaría o no cerrando a cal y canto vendría determinada por el funcionamiento del plan de tráfico que iba a echar a andar el tres de enero, fecha en la que se pudo volver a circular por las esquinas de esta calle. Mientras, seguía la reforma de su parte central.

A ese cambio en la posición inicial le tendió una autopista de bienvenida la Federación de Comercio, que ha defendido en todo este tiempo su cierre total. Esta patronal en ocasiones anteriores ya ha mostrado en la capital su ascendente sobre gobiernos locales de distinto signo.

Pero los taxistas, los residentes y el Consejo del Movimiento Ciudadano (CMC)no daban luz verde. Querían una semipeatonalización y hablaban de evitar que el Centro fuera una «ratonera». En concreto, el órgano de participación social apostó por permitir el paso de residentes y taxis. En cuanto a los autobuses, sí apuntó a la necesidad de que los de gran tamaño dejen de circular por el Centro y apostó por potenciar los microbuses. Y el semáforo rojo del Consejo del Movimiento Ciudadano no es uno más para el cogobierno. Tiene un papel emergente en la vida municipal en este mandato, alentado por el Ayuntamiento, que hace bandera de la participación vecinal.

Al bipartito se le empezaron a gripar las explicaciones. A finales de enero, a escasas semanas para terminar la reforma, se limitaba a afirmar que tomaría la decisión final una vez estuvieran terminados los trabajos.

Autopista a la polémica

El edil de Movilidad, flanqueado por los concejales de Empleo y Gestión- Á. CARMONA

A medida que se acercaba el día para que el Consistorio hiciera pública su decisión (el 17 de febrero), arreciaba la polémica. En la controversia, también participó el copiloto del gobierno de izquierdas, Ganemos (sustenta a PSOE e IU desde la oposición). Entre otras cuestiones, instó a reactivar la Comisión del Plan de Accesibilidad del Casco para decidir en ella de forma definitiva el nivel de peatonalización de esta céntrica vía. Precisamente, en ese órgano, según anunció ayer el Ayuntamiento, será en el que se «consensúe y apruebe» la segunda fase de este plan.

No se ha reunido desde 2009. Está previsto que en este foro se sienten distintas Concejalías; grupos políticos; Federación vecinal; Consejo del Movimiento Ciudadano; taxistas; Aucorsa; hosteleros o comerciantes.

Horas antes del anuncio oficial del Consistorio, la Federación de Comercio pisó el acelerador de sus reivindicaciones. Publicó una encuesta en la que indicaba que los negocios de la zona apoyaban unánimes la peatonalización integral, que fue la opción por la que, al final, apostó el Ayuntamiento.

En una nota de prensa, explicó los cambios previstos en el tráfico de Centro con motivo de ello: se cambiaba parte de la circulación para blindar de los coches unos pocos metros de calle. Sabedor de la polémica que iba a generar la medida y del choque que iba a tener con determinados colectivos, hizo ya saltar los airbags de la negociación. Lo presentado era sólo «una propuesta» que se sometería a un proceso de diálogo.

El último bandazo

Una joven pasea con un perro por Capitulares tras su reforma- VALERIO MERINO

Desde que el Ayuntamiento anunció el 17 de febrero que sería totalmente peatonal, los residentes y el Consejo del Movimiento Ciudadano han modulado también su postura. Anticipándose a que parecía inamovible la decisión sobre Capitulares, plantearon aceptarla exigiéndole al Consistorio medidas como habilitar una salida Norte. De hecho, el Consejo del Movimiento Ciudadano planteó en la noche del miércoles diez condiciones para aceptar que esta calle sea totalmente peatonal. Lo anunciado ayer recoge bastantes de sus solicitudes.

En el citado plan de tráfico, lanzado ayer, la piedra angular sigue: Capitulares estará totalmente cerrada al tráfico. Pero hay cambios sobre lo planteado en febrero: María Cristina no volverá de inmediato a ser peatonal -se controlará con cámara que sólo pasen residentes y taxis- y se invertirá el sentido de la circulación, entre otras vías, en Gutiérrez de los Ríos para facilitar una salida al Norte, una reivindicación de los vecinos del Centro para no tener que dar un gran rodeo. Eso sí, lo presentado ayer es sólo la primera fase de los cambios en la circulación en el corazón de la ciudad. El edil de Movilidad, Andrés Pino (PSOE), indicó a ABC que barajan realizar alguna intervención puntual antes de Semana Santa. El bloque de cambios «lo tendríamos» en la semana posterior al Domingo de Resurrección.

El Consistorio anunció en una nota que habrá una segunda etapa de modificaciones que se «consensuará». En esa fase posterior, para la que no se dan fechas, María Cristina sí quedaría totalmente peatonal y se habilitarían nuevas vías de salida [todos los cambios en la información adjunta]

.

AnteriorSiguienteToda la actualidad en portada

comentarios