Atauriques en el Salón Rico de Medina Azahara antes de su cierre
Atauriques en el Salón Rico de Medina Azahara antes de su cierre - RAFAEL CARMONA
ANTE LA UNESCO

El Salón Rico de Medina Azahara en Córdoba espera el final de su restauración en el momento clave

Cultura firmará un convenio con una fundación privada para financiar la obra

CÓRDOBAActualizado:

Firmar un convenio. Lo que falta para comenzar con la fase decisiva para recuperar el Salón Rico de Medina Azahara es rubricar un acuerdo por escrito al que ya se ha llegado de forma verbal. Lo tienen que firmar la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía y la World Monuments Fund (WMF), una institución internacional que ayuda a la conservación del patrimonio.

Es la entidad que se ha comprometido a sufragar los trabajos de recuperación de una de las zonas más importantes de la ciudad palatina de Abderramán III, y que ahora está a punto de acometer la segunda y última fase. Su representante en España, Pablo Longoria, aseguró que hay acuerdo para realizar los trabajos, pero que todavía se está a la espera de firmar el acuerdo. ¿Cuándo? «Espero que sea este mismo año», afirmó y, aunque todavía es reacio a dar fechas, concretó que podría ser «antes del verano» cuando se llegue a este acuerdo.

Tiempo necesario

Para lo que no hay fechas es para el momento en que el llamado con más propiedad Salón de Embajadores pueda abrir otra vez al público. La World Monuments Fund no se da plazos ya que, como explicó Pablo Longoria, se prefiere tomar el tiempo necesario. «Cuánto tardará es lo menos importante, que es que se haga bien», afirmó el responsable de esta institución.

A esta segunda fase la WMF destinará de forma totalmente altruista y desinteresada una cifra que rondará los 150.000 euros, que se unen a los 450.000 que se inviertieron en la primera parte de los trabajos. En 2014 los trabajos se tuvieron que interrumpir debido a un problema con la dirección técnica de la obra, que terminó cuando la empresa que la tenía adjudicada la dejó sin terminar. Esto hizo que la situación se bloqueara a la espera de una resolución.

Vista general del Salón Rico de Medina Azahara
Vista general del Salón Rico de Medina Azahara - RAFAEL CARMONA

Aunque la dirección del yacimiento arqueológico ha insistido en que este hecho no influirá, lo cierto es que la fase decisiva de la candidatura a Patrimonio Mundial de la Unesco, desde la redacción del documento justificativo hasta las visitas de los comités, se ha hecho con el Salón de Embajadores cerrado al público. Lleva así desde 2009, en que se plantearon unas obras que en primer lugar tenían que eliminar humedades y cambiar el suelo y sobre todo reconstruir los atauriques, que estaban en fragmentos extraídos de las excavaciones arqueológicos. Esa será la última fase de los trabajos, que tiene que culminar con la repaertura.