GIRA DE SUS 50 AÑOS

Scorpions, una corriente eléctrica que sacude a Córdoba

El grupo alemán agita el Coso de los Califas con uno de los conciertos más esperados del Festival de la Guitarra

Scorpions, durante un momento del concierto en Córdoba
Scorpions, durante un momento del concierto en Córdoba - VALERIO MERINO

Si el Festival de la Guitarra de Córdoba de 2016 había empezado con la cita histórica de ver el regreso de 091, veinte años después, a la ciudad, esta vez no había que lamentar una ausencia de los escenarios prolongada, sino más bien la larga espera de su presencia en Córdoba, que era además de casi toda Andalucía. Así que el sábado, la segunda jornada de la cita era la de los Scorpions, y así lo entendieron muchos seguidores de todo el sur de España.

Los autores de «Wind of change» se hicieron esperar, pero sus seguidores sabían a lo que venían, y al menos disfrutaron de aperitivos. La banda sueca Sabaton fue la primera en subirse al escenario, en un momento en que todavía era de día en Córdoba, con una propuesta que sirvió para calentar al público, ya que era algo que había prometido Scorpions en su rueda de prensa anterior.

Aperitivos

A continuación, los cordobeses que había en el Coso de los Califas, y que no parecían mayoría, tuvieron la oportunidad de reencontrarse con unos viejos conocidos del rock: Medina Azahara, también incombustibles sobre el escenario, con canciones que suenan con acento andaluz y que además son una pequeña parte de la intrahistoria de Córdoba.

Todo eso se podía disfrutar, pero la ansiedad se cortaba con un cuchillo a medida que la noche avanzaba y se sabía que la presencia de Scorpions llegaba. Y llegó. Con un fuerte despliegue escenográfico y toda la potencia de sus decibelios, el grupo alemán no quiso defraudar y no lo hizo. Los seguidores enloquecían con las canciones que iban levantando los cuerpos, haciendo sonar las palmas una detrás de otra. La energía de la música se multiplicaba y parecía que había una corriente que recorría todo el Coso de los Califas, como en una de sus mejores noches. Sonaron éxitos tras otros, canciones coreadas por gargantas que no quisieron dejar de disfrutar ni uno solo de los minutos, hasta la madrugada, en que los Scorpions tocaron en Córdoba.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios