Imagen de uno de los edificios de Rabanales 21
Imagen de uno de los edificios de Rabanales 21 - V. MERINO
MODIFICACION DEL PLAN GENERAL

El secretario del Pleno ve riesgos en la salida dada al parque comercial de Rabanales 21

En un informe, rebate la solución dada por la Junta al Ayuntamiento ya que abriría la vía de las indemnizaciones

CÓRDOBAActualizado:

El grupo municipal del PP acaba de hacer público un informe del secretario del Pleno, Valeriano Lavela [uno de los funcionarios de mayor rango del Ayuntamiento], que cuestiona el posicionamiento defendido por la Junta, y que ha aceptado el Consistorio, para sacar adelante urbanísticamente el proyecto de un centro comercial en Rabanales 21. Se inició el pasado mandato una innovación de PGOU para permitir el encaje de esta gran superficie en un polígono tecnológico, pero la Administración regional considera que esa modificación del Plan General no se tramitó adecuadamente.

La pasada semana, la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio estableció queRabanales 21 tendrá que realizar una modificación completa del PGOU, en una vuelta atrás con pocos precedentes, si quiere vender una antigua parcela industrial en desuso para la construcción de una gran superficie. La Junta obliga a realizar un expediente completo, con todas sus aprobaciones parciales y sus periodos de alegaciones, con el objetivo de cambiar el artículo del Plan General de Ordenación Urbana de Córdoba que establece los usos permitidos del tecnoparque. En concreto, el 12.4. bis. O sea, Rabanales 21 tendrá que reiniciar su innovación comercial del Plan General.

Sin embargo, este alto funcionario considera que el camino a seguir sería la adopción por el Pleno de un acuerdo de subsanación y la posterior apertura de un nuevo periodo de información pública.

Luego, el secretario del Pleno lanza un claro aviso al cogobierno municipal PSOE-IU por «razones de seguridad jurídica». Advierte de que una hipotética actuación municipal de «revocación y/o anulación de los acuerdos plenarios, ya adoptados de aprobación inicial y provisonal» de la innovación del PGOU puesta en marcha el pasado mandato -la que la Junta no considera válida- y la reiniciación del expediente «podría conllevar la exigencia de responsabilidad patrimonial y la posible exigencia de cuantiosas indemnizaciones de daños y perjuicios» por parte de Rabanales 21.

El tecnoparque, que tiene como accionistas a la UCO, Caixabank o el propio Ayuntamiento (este último minoritario), necesita materializar la operación de venta de suelos para el centro comercial, ya que se encuentra en una compleja situación económica. De hecho, acaba de pedir por segunda vez el preconcurso de acreedores.

No es necesario el informe de impacto ambiental

El portavoz municipal del PP, José María Bellido, ha asegurado que el informe del secretario, elaborado a petición del grupo popular, «contribuye a despejar el futuro del centro comercial y del propio Rabanales 21». El documento, ha sostenido, confirma que se tiene que «avanzar en el proyecto, introduciendo correcciones puntuales».

Además, Bellido ha indicado que el informe «confirma», en contra de lo que sostiene la Junta, que «no es necesario» el estudio de impacto ambiental para este proyecto.

El PP, ha recordado, solicitó este informe con el objetivo de aportar soluciones que, una vez encima de la mesa, «deben servir para impulsar una solución definitiva y no perder ni un minuto más en garantizar una inversión clave para el futuro de Rabanales 21. No cabe, por tanto, empezar de cero, sino finalizar el trabajo».