Un hombre observa los pisos de una inmobiliaria del Centro
Un hombre observa los pisos de una inmobiliaria del Centro - V. MERINO
MERCADO INMOBILIARIO

El segmento de los pisos usados vuelve a tirar de las ventas: crecen un 15% hasta abril en Córdoba

La viviendas de segunda mano comercializadas ascienden a 1.785 y las nuevas suman 275, con una subida del 6%

CórdobaActualizado:

El año pasado fue el tercero consecutivo en el que se registró un incremento de la compraventa de viviendas en Córdoba. Entonces se traspasaron un 19% más de inmuebles que en el ejercicio anterior hasta llegar a 5.722 operaciones, la cifra más elevada desde los albores de la crisis. En lo que va de 2018, la evolución sigue siendo positiva.

Así lo corroboran los datos de compraventa de viviendas en Córdoba del primer cuatrimestre del año publicados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Según este estudio, las operaciones de este tipo experimentaron hasta abril un incremento del 13,4%, de modo que el total de las mismas se situó en 2.060.

Al observar el comportamiento en abril se observa queese mescontribuyó de manera decisivaa la buena macha de 2018, puesto que en ese periodo las operaciones en este ámbito se incrementaron más de un 30%, hasta llegar a 552. En este ascenso tan relevante puede influir que la Semana Santa en 2017 tuvo lugar en abril, con el consiguiente menor número de días efectivos para cerrar operaciones.

Los datos del cuatrimestre en la provincia hay que ponerlos en un contexto geográfico adecuado, puesto que la tendencia de crecimiento de la compraventa de vivienda está extendida a nivel autonómico y nacional con una mayor intensidad que en Córdoba. De este modo, en Andalucía aumentaron las transacciones inmobiliarias casi el 18%, al mismo tiempo que en el conjunto de España subieron el 15%.

El informe del INE delimita qué tipos de inmuebles han experimentado un crecimiento mayor. La subida del sector se apoya de la misma forma que desde hace algunos años en las viviendas usadas, circunstancia influenciada por los menores precios de las mismas. Estos pisos y casas registraron un alza de sus operaciones de casi el 15%, con un total de 1.785 traspasos.

Por su parte, la venta de inmuebles nuevos se elevó un 5,7 por ciento entre enero y abril, cuando se vendieron un total de 275 viviendas a estrenar. Que estas propiedades tengan un menor peso en el conjunto de las transacciones es consecuencia de que muchas viviendas consideradas usadas son promociones recién construidas pero que no son calificadas como nuevas por pertenecer a entidades financieras. Dentro de este segmento se encuentran las VPO, cuyas ventas se elevaron algo más de un 34%.